Ejercicios corporales para gente obesa

Cuando se vive en un cuerpo obeso, las actividades físicas que otros pueden dar por sentado - cosas como subir las escaleras, sentarse y levantarse de nuevo, inclinarse para atarse los zapatos - pueden convertirse en retos desmoralizantes. (Ver Ref. 2) Debido a esto, los ejercicios de peso corporal pueden - al principio - ser una de las actividades más mentalmente, emocionalmente y físicamente desafiantes que emprendan. Pero también son los más gratificantes.

Ganándole a la incomodidad

Hacer ejercicio en un cuerpo obeso no es sólo una cuestión de mover el peso extra alrededor - también puede significar el manejo del dolor y las molestias resultantes de la obesidad adicional. (Ver Ref. 2) Cuanto más se asocia con el ejercicio que el dolor y el malestar, menos probabilidades hay de hacerlo - a fin de centrarse en las cosas que tu puedes hacer con sólo una leve molestia. Cualquier oportunidad de mover tu cuerpo es bueno, así que ve y experimenta con actividades de bajo impacto como caminar, yoga o tai chi hasta que encuentres algo que te guste, o que te inspira a trabajar hacia una meta futura.

Fijar metas

Si luchas para realizar las actividades cotidianas, los ejercicios de peso corporal son tu oportunidad de vencerlos al romperlas en pedazos manejables, tamaño bocado. Por ejemplo, si tu objetivo final es subir por las escaleras a tu apartamento sin perder el aliento, fijarte metas manejables e intermedias como caminar una cuadra sin perder el aliento. Aumenta gradualmente los objetivos - caminar dos cuadras, caminar tres cuadras, caminar tres cuadras con una colina - y antes de que te des cuenta, estarás dominando esas escaleras.

Caminar

Si estás buscando un entrenamiento de bajo impacto económico que suponga una tensión mínima sobre tu cuerpo, trata de caminar. Aunque puede ser incómodo al principio, si puedes aguantar por sólo una o dos semanas verás que has comenzado a mejorar. Caminar es también uno de los ejercicios más fáciles de incorporar en tu vida diaria. Las oportunidades están en casi todas partes - desde caminar hasta el buzón hasta hacerlo para entrar en la tienda de comestibles desde la zona de aparcamiento. También se quema un montón de calorías: 9,7 minutos si pesas 180 libras, de acuerdo con el American Council on Exercise. Si pesas más, quemas más calorías. (Ver Ref. 1)

Entrenamiento de fuerza

Aunque puedes levantar pesas como cualquier otra persona, el entrenamiento de fuerza de peso corporal es gratis - sin membresía en el gimnasio o el peso conjuntos necesarios. Eso es una ventaja adicional si eres tímido acerca de la idea de trabajar en un lugar público. Además, el ver lo rápido que mejoras puede ser una inyección de confianza real. Comienza en donde quieras - si todo lo que puedes hacer es saltar en tijera con los brazos solamente, hazlo. Finalmente, se puede trabajar hasta los ejercicios como flexiones de pared o aquellas que se hacen con los antebrazos descansando sobre el borde de la cama. Las sentadillas de silla - usando una silla firme, tanto como objetivo y como apoyo de seguridad- son otro buen ejercicio que también desafía el equilibrio. (Ver Ref. 3)

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por mario francia