Ejercicios para la contractura de Dupuytren

La contractura de Dupuytren es una enfermedad en la que el tejido fibroso de los dedos y la palma de la mano se vuelve espeso y tirante, causando que los dedos se enrulen y doblen. A pesar de que no es una condición médica peligrosa, los casos graves pueden requerir cirugía si llegan al punto de dificultar la función diaria. Hay ejercicios para ayudar a fortalecer y estirar las manos y los dedos. Como con cualquier ejercicio nuevo, consulta con tu médico antes de probarlo.

Pinzas de toallas

Perder la capacidad de tomar adecuadamente los elementos es un síntoma común de la contractura de Dupuytren. Mejora el agarre con una toalla como una herramienta de ejercicio durante todo el día mientras estés de pie, sentado o acostado. Coloca una toalla enrollada en la mano afectada, tómala lo más firme posible y aprieta con fuerza. Mantén la presión 10 segundos. Suelta lentamente el agarre y descansa 10 segundos. Repite 10 veces.

Flexiones suaves de dedos

Hacer una variedad de maniobras de estiramiento suaves para mejorar la flexibilidad de los dedos pueden ser incluidas en los ejercicios de los casos leves de la contractura de Dupuytren. Calienta tus músculos adecuadamente antes de estirar frotando o masajeando con aceite caliente durante cinco minutos. Estira suavemente los dedos usando tu mano sana para doblar cada dedo individualmente, incluyendo el pulgar, en tu mano lesionada hacia atrás hacia la parte superior de la misma. Mantén este estiramiento 10 segundos. No estires más allá del nivel de dolor. Vuelve a la posición original y descansa 10 segundos. Repite el ejercicio cinco veces.

Estiramiento de la palma

Las maniobras de terapia de mano como levantamientos de palma pueden estirar los dedos contracturados moviendo las muñecas. Párate o siéntate delante de una mesa. Coloca tus manos, con las palmas abiertas, sobre la misma y extiende completamente los dedos. Levanta suavemente la palma lo más alto que puedas sin quitar los dedos de la mesa. Siente el estiramiento en la parte superior de la muñeca y la mano. Mantén este estiramiento 10 segundos. Vuelve lentamente la muñeca a la posición original y relaja 10 segundos. Repita 10 veces.

Dedos isométricos

Los ejercicios de fortalecimiento de los dedos juegan un papel clave en la restauración de la mano a un nivel de funcionamiento. Fortalece tus dedos incluyendo una maniobra de flexión isométrica en los ejercicios de tu contractura de Dupuyten. Siéntate o ponte pie y levanta ambas manos en frente tuyo mientras doblas los codos. Gira las palmas para que se enfrenten. Dobla suavemente los dedos y coloca las yemas de la izquierda en las puntas de los dedos de la mano derecha. Aplica presión como si estuvieras tirando de la mano izquierda hacia dicho lado y la mano derecha hacia la derecha. Cuando se hace correctamente, sentirás la tensión en los dedos, las muñecas y los brazos. Mantén la posición durante 10 segundos, luego libera la tensión y relajar por 10 segundos. Repite 10 veces.

Más galerías de fotos



Escrito por crystal welch | Traducido por martín giovana