Ejercicios conductuales para adolescentes con TDAH

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es considerado un trastorno mental caracterizado por inatención, hiperactividad e impulsividad. No afecta la inteligencia, pero sí afecta la capacidad del adolescentes para funcionar y desempeñarse bien en la escuela. Las estrategias de afrontamiento y las técnicas conductuales pueden ayudar a los adolescentes con TDAH a tener éxito en la escuela y lograr sus metas.

Calendario diario

El National Institute of Health sugiere que los adolescentes con TDAH lleven un calendario de actividades diarias. Los organizadores diarios o semanales son mejores porque tienen más espacio para escribir tareas cada día. Todo lo que deba lograr el adolescente ese día debe estar incluido. Por ejemplo, "Lunes: reunión de música 8:30; recordar libros de piano. Tomar el autobús después de la escuela para entrevista a las 4. Recoger bolsa de manzanas para mamá de camino a casa. Terminar de leer para la clase de inglés". Este calendario puede incluir todas las tareas escolares, así como las actividades sociales. Las personas con TDAH tienen dificultades para recordar citas y compromisos, así que formarse el hábito de anotar las cosas los ayuda.

Lista de actividades del hogar

Los padres de adolescentes con TDAH tal vez puedan colgar una pizarra o tablero en un área común con la lista de actividades diarias o semanales. Vaciar el lavavajillas o alimentar al gato son actividades diarias del hogar; sacar la basura podría ser una actividad semanal. Después de que el adolescente complete la actividad debe hacer una marca junto a ésta para señalar que está terminada. Separar las actividades diarias y semanales ayuda a sus habilidades de organización, y marcarlas cuando están completas le agrega un refuerzo positivo. Además, tener sus deberes en la pared ayuda a evitar que los padres tengan que repetir instrucciones muchas veces.

Relajación

Las técnicas aprendidas como la relajación progresiva y la bioretroalimentación tal vez puedan ser útiles para los adolescentes con este trastorno. El University of Maryland Medical Center comparó la terapia con masaje con la relajación muscular guiada y encontró que "los adolescentes varones con TDAH que recibieron 15 minutos de masaje por 10 días de escuela consecutivos mostraron una mejora significativa en la conducta y concentración comparados con aquellos que fueron guiados mediante la relajación muscular progresiva durante la misma cantidad de tiempo". La relajación muscular ayuda a reducir la ansiedad; la ansiedad hace más difícil concentrarse.

Ejercicio físico

El Journal of Pediatrics señala que tandas cortas de ejercicio aeróbico ayudan a los niños y adolescentes con TDAH a funcionar mejor. Cualquier adolescente con TDAH debería tener una rutina diaria que incluya al menos 20 minutos de ejercicio físico. Por ejemplo, un adolescente que corra en la pista podría practicar por una hora después de la escuela. En los días en los que la práctica en la pista no esté programada, el adolescente debe tener planeada otra forma de ejercicio o salir a correr por su cuenta.

Más galerías de fotos



Escrito por samantha hanly | Traducido por alejandro cardiel