Ejercicios de concentración para niños

Los ejercicios de concentración para niños están diseñados para ayudar a mejorar la capacidad del niño para concentrarse en la escuela y durante las actividades diarias básicas. Aunque algunos de estos ejercicios están diseñados específicamente para niños con trastorno por déficit de atención (ADD por sus siglas en inglés), o trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés), la mayoría de los ejercicios de concentración benefician a todos los niños. Los ejercicios de concentración para niños van desde ejercicios de los ojos hasta actividades basadas en las matemáticas.

La integración mente-cuerpo

Este ejercicio de concentración está diseñado para mantener a tu hijo en una posición estática durante un período prolongado de tiempo. Toma una silla y colócala en el centro de una habitación en tu casa. Haz que tu niño se siente en la silla, y dile que no puede moverse durante el ejercicio. Una vez que esté sentado, inicia el cronómetro y haz que se mantenga sentado sin moverse durante el mayor tiempo posible. Toma nota del tiempo que el niño pueda sentarse sin moverse y trabaja en la ampliación de ese tiempo cada vez que se practique el ejercicio. De acuerdo a Empowering Parents, este ejercicio fortalece las conexiones neuronales entre el cuerpo y el cerebro, por lo que es más fácil para tu hijo concentrarse y desarrollar el autocontrol.

Ejercicio de seguimiento visual

El ejercicio de seguimiento visual está diseñado para desarrollar las habilidades de atención de tu hijo. Pídele a tu hijo que se siente en una silla y se centre en un objeto que tienes en tu mano. Cuanto más joven sea el niño, mayor el objeto debe ser. Comienza a mover el objeto en dirección horizontal, 16 pulgadas de los ojos del niño. Haz que siga el objeto con los ojos, asegúrate de que no mueva la cabeza mientras está siguiendo al objeto. Mantén la velocidad del objeto a un ritmo cómodo, aumentando sólo después de que tu hijo ha mostrado mejoría.

Recompensa de tarea

Este ejercicio está diseñado para darle a tu hijo un incentivo para concentrarse, ya sea en su tarea o en otras áreas. Haz que tu hijo se siente con su tarea y empiece a trabajar en ella. Recompénsalo con un pequeño regalo por cada 10 minutos de trabajo. Si completa una hora de trabajo ininterrumpido, dale una recompensa más grande. Si el trabajo escolar no es algo en que el niño pueda concentrarse, conseguir que se centre en un premio o recompensa será indirectamente conseguir que se centre en la tarea en cuestión.

Más galerías de fotos



Escrito por jason aberdeene | Traducido por lourdes villaseñor