Ejercicios de comunicación no verbal

Mejorar las habilidades de comunicación no verbal puede ayudar en múltiples facetas de la vida. Las personas con estas habilidades tienden a prosperar mejor en las relaciones en el trabajo, en círculos sociales y con familiares y seres queridos. Las universidades y empleadores consideran las habilidades de comunicación más importantes que otras habilidades, señala United States Department of Labor. Tus habilidades de comunicación no verbal revelan más acerca de tus verdaderos sentimientos y opiniones que tus palabras por sí solas. Practica tus habilidades no verbales a través de ejercicios que te ayudarán a comunicarte de una manera saludable, especialmente en situaciones difíciles.

Observar a otros

Tu postura corporal, movimientos, expresiones faciales y gestos contribuyen a la comunicación no verbal, así como el contacto visual y el tono de voz. Ve discusiones televisadas y toma nota de las diferentes maneras en que se comportan los oradores y las emociones que sus acciones despiertan. Uno de ellos podría inclinarse hacia adelante para afirmar su dominio, mientras el otro puede contemplar sumisamente el suelo. Las cejas levantadas pueden indicar incredulidad o sorpresa, mientras que levantar la voz puede revelar irritación o ira. Observa los grupos de gestos y cómo dan indicaciones más fiables que los movimientos no verbales simples, escribió Jeff Thompson, investigador en Columbia University Law School, en el artículo de PsychologyToday.com "¿Es la comunicación no verbal un juego de números?"

Practicar solo

Mejora tu comprensión de tu propio comportamiento no verbal, observándote en un espejo. Practica un discurso próximo, vuelve a recrear tu parte en una conversación reciente o mírate mientras hablas por teléfono. Observa cómo tu rostro y cuerpo transmiten tus emociones. Comprueba si tus gestos son agresivos, señalando con el dedo o rodando tus ojos. Controla el tono y el volumen de tu voz. Repite el ejercicio con diferentes comportamientos no verbales.

Ejercicios en grupo

Utiliza ejercicios de grupo y juegos de actuación para mejorar tus habilidades no verbales. En hojas de papel, enumera emociones individuales, como ira, desesperación, deseo, molestia o diversión. Distribuye oraciones escritas. Por ejemplo, instrucciones para pelar una naranja. Luego, que cada jugador elija una emoción y utilice la comunicación no verbal para expresarse a medida que lee una oración en voz alta. Haz que el grupo identifique la emoción. Otra actividad de grupo sencilla consiste en permitir que una persona observe una discusión entre dos individuos e informe sobre sus conductas no verbales y su efecto en la conversación.

Practicar con animales

Practica con una mascota doméstica, usando expresiones faciales, gestos y movimientos de los ojos para indicar si vas a darle de comer o llevarla a dar un paseo. Observa si logras obtener la respuesta correcta. Si tu mascota se confunde, tal vez le estés transmitiendo mensajes contradictorios. Muchos animales son expertos en comunicación no verbal. Puedes suscitar una gran variedad de emociones y acciones en un caballo sin utilizar palabras. Por ejemplo, los cambios en tu postura y tus expresiones faciales pueden provocar que un caballo retroceda por miedo.

Más galerías de fotos



Escrito por frances evesham | Traducido por patricia a. palma