Ejercicios para la columna luego de una fractura por estrés

Una fractura por estrés se produce cuando un hueso o huesos de la parte inferior de la espalda se deslizan fuera de lugar, una condición conocida como espondilolisis o espondilolistesis. Si la fractura avanza demasiado fuera del lugar, el hueso puede ejercer presión sobre los nervios circundantes, provocando dolor en la espalda que potencialmente puede irradiarse hacia las piernas. Una fractura por estrés en la columna vertebral puede ocurrir debido a una predisposición genética, envejecimiento o una lesión sufrida durante la práctica de algún deporte o después de un accidente. Debido a que las fracturas por estrés en la columna vertebral pueden causar espasmos musculares y dolor en los nervios, los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a aliviar el estrés y la presión en la espalda.

Rotación mientras estás acostado (Rotation in Lying)

Este ejercicio ayuda a aliviar el estrés y la presión en la región lumbar de la columna vertebral, que es donde las fracturas por estrés de la columna vertebral ocurren más comúnmente. Comienza acostándote sobre tu espalda con tus pies apoyados en el suelo. Extiende los brazos, con las palmas hacia abajo. Mantén las rodillas juntas y lentamente deja caer tus piernas a tu lado izquierdo, levantando ligeramente la zona lumbar del suelo. Vuelve a poner las piernas a la posición inicial y repite el ejercicio y baja las piernas de tu lado derecho. Repite este ejercicio 10 veces.

Levantamiento de rodillas (Knee Lifts)

Los ejercicios de levantamiento de rodillas ayudan a fortalecer los músculos de la espalda, abdomen y muslo, los cuales pueden verse afectados por una fractura por estrés en la columna vertebral. Párate con los pies separados a la anchura de las caderas y coloca las manos en las caderas. Levanta tu rodilla derecha en el aire, pero no la levantes más allá de la altura de la cadera. Baja el pie hacia el suelo y repite lo mismo con la pierna izquierda como si estuvieras marchando. Repite este ejercicio 10 veces con cada pierna.

Estiramiento de isquiotibiales estando sentado (Seated Hamstring Stretch)

Este ejercicio ayuda a aliviar la tensión en la parte posterior de los muslos. Siéntate con las piernas extendidas frente a ti. Flexiona los pies y extiende los brazos hacia delante, agarrando los dedos de tus pies si es posible. Trata de no curvar la espalda, sino que trata de extenderte hacia delante desde la parte baja de tu espalda. Respira profundamente cuando mantengas esta posición durante 15 a 30 segundos, sintiendo un estiramiento en los isquiotibiales. Relájate y espera 10 segundos para repetir el ejercicio.

Rodillas al pecho

Este ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor y la tensión en la zona lumbar cuando duele. Acuéstate boca arriba con los pies en el suelo y los brazos extendidos con las palmas hacia abajo. Lleva las rodillas hacia el pecho, tirando de ellas en la medida de lo posible. Envuelve los brazos alrededor de cada rodilla, hasta sentir un estiramiento en la zona lumbar. Mantén esta posición durante 15 segundos y luego baja las piernas hasta la posición inicial. Descansa 15 segundos y repite el ejercicio dos veces más.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por priscila caminer