Ejercicios con colchoneta para un descuidado lado izquierdo

La discapacidad del lado izquierdo tiene lugar después de un daño significativo en el lado derecho del cerebro causado por apoplejía, cáncer, lesión traumática de cerebro o convulsiones. Como la parte del cerebro que controlaba el lado izquierdo del cuerpo está dañada o muerta, es incapaz de reconocer la retroalimentación provista por los nervios de dicho lado del cuerpo. Los ejercicios con colchoneta puede ser útil para aumentar la fuerza del brazo izquierdo y del lado izquierdo del tronco y aumentar la conciencia de dicho lado.

Propósito de la intervención

Después de que tu cerebro ha sido dañado, tu recuperación puede tener lugar de dos maneras diferentes. Tu cerebro dañado podrá ser estimulado y revitalizado nuevamente o el otro lado de tu cerebro controlará ambos lados de tu cuerpo. Este proceso depende usualmente de la viabilidad del tejido dañado, pero tu cerebro siempre prefiere recuperarse del lado apropiado en lugar de cambiar lados. Brindando estimulación como presión, tacto, soporte de peso y reconocimiento visual, puedes reeducar a tu cerebro para tratar tu lado izquierdo, lo que llevará a un uso funcional mejorado del dicho lado.

Protocolo de la colchoneta básico

Con el lado izquierdo dañado, tu capacidad de sentarte recto será muy afectada. Te inclinarás hacia el lado contrario y podrías experimentar una tensión en el lado derecho de tu tronco. La base de tu programa con colchoneta empezará con un equilibrio para sentarse simple y tu terapeuta proveerá secuencialmente menos ayuda e indicaciones verbales, permitiéndote sentarte recto cuando puedas. Las inclinaciones hacia delante y hacia atrás con la ayuda del terapeuta le darán a tu cerebro una retroalimentación sobre la ubicación del cuerpo y ayudarán a fortalecer los músculos debilitados de tu tronco.

Soporte de pesos

Un componente vital de la terapia del lado izquierdo dañado es el soporte de pesos. No sólo fortalecerá los grandes grupos musculares y trabajará los músculos estabilizadores, sino que también proveerá presión mediante el brazo para estimular la reactivación cerebral. Inclinándote hacia el brazo afectado mientras te mantienes recto, el movimiento de los huesos de tu brazo contra tu cuerpo alentará a tu cerebro a atender el lado izquierdo. A medida que continúas trabajando en el fortalecimiento del brazo y del tronco, tu terapeuta te ayudará con inclinaciones laterales avanzadas, haciéndote que te inclines hacia alguno de los lados hasta que tu codo flexionado esté alineado con la superficie de la colchoneta, y luego volviéndote a empujar hacia la posición erecta.

Actividades terapéuticas

Cuando puedas mantener el equilibrio consistentemente sobre la colchoneta, tu terapeuta avanzará tu terapia para incluir actividades dinámicas para realizar sentado sobre la colchoneta sin soporte. Tu terapeuta podría indicarte que encuentres y apiles varios conos pequeños sobre una mesa, lo que te forzará a mirar y usar el lado izquierdo. Con un espejo frente a ti, tu terapeuta podría hacerte realizar un movimiento con el brazo afectado y usar la retroalimentación visual del espejo para corregir la postura.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa sabo | Traducido por maría marcela mennucci