Ejercicios en casa para la piel flácida

La flacidez puede ocurrir en personas de todas las edades y todos los tamaños. Por lo general ocurre cuando hay más piel de la necesaria para cubrir el cuerpo. Con frecuencia esto pasa cuando la masa corporal se pierde a un ritmo mayor que el de la piel para ajustarse al cambio, como cuando se pierde peso de forma muy rápida. Esto hace que la piel se vuelva floja en lugar de estar ajustada al cuerpo. La piel suelta también puede ocurrir cuando la persona envejece y pierde elasticidad en su piel. Hay varias cosas que puedes hacer para mejorar la piel flácida.

Pospón la dieta

Si estás desarrollando piel suelta al estar a dieta, lo más importante por hacer, si deseas mantener tu piel, es detener la dieta y mantener tu peso actual. Si continuas bajando de peso a este ritmo, que ha causado que tu piel se vuelva flácida, puedes causar un daño permanente a tu piel y la consecuencia pueden ser estrías. La piel floja es más difícil de reparar mientras más suelta está. Hacer una pausa en la dieta le dará a tu piel el tiempo necesario para ajustarse y permitirte concentrarte en otros métodos para ayudar a tu piel a sanar.

Toma agua

La elasticidad de tu piel es muy influenciada por la cantidad de agua almacenada en las células de la piel. La hidratación es fundamental para ajustar la piel, así que intenta beber por lo menos ocho vasos de agua cada día.

Humectación

Tu piel debe estar humectada si es que le vas a pedir que vuelva a ponerse en forma y que se ajuste alrededor de tu cuerpo. Con esto en mente, la humectación es fundamenta. También es recomendable que consideres utilizar pijamas de manga larga y pantalón largo para mantener la humectación sobre tu piel durante la noche.

Ejercicio

El objetivo de hacer ejercicio no es el de pasar largas horas de intenso trabajo con la idea de perder peso, ya que eso puede empeorar la situación de tu piel. Sin embargo, el movimiento activo tiene dos beneficios clave: mueve y estira la piel, lo que la mantiene flexible y fácil de mover; también hace que sudes, lo que ayuda a mantener a la piel sana. En lugar de hacer ejercicios cardiovasculares diseñados para quemar calorías, concéntrate en ejercicios que promuevan el crecimiento y desarrollo de los músculos -- esto puede ayudar a rellenar la piel y hacer que sea más fácil de fortalecer.

Masajes para la piel

De acuerdo con AllWomensTalk.com, dar masaje a la piel es una de las formas más efectivas para trabajarla y hacerla más elástica y flexible. Da masajes suaves diarios, preferentemente con un aceite de mostaza, el cual ayuda a mejorar la salud de la piel y tonificarla.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por ricardo frot