Ejercicios o caminar con un tendón de Aquiles lesionado

El tendón de Aquiles recorre la parte trasera del tobillo desde el músculo de la pantorrilla hasta el del talón. Las lesiones en el tendón de Aquiles puede dar como resultado un dolor constante. Lo primero que debes hacer con una lesión en esa zona es consultar a tu médico. Sólo un profesional de la salud te puede ayudar a determinar la severidad de tu lesión y determinar si puedes hacer ejercicio con el grado de lesión que tienes. Después de estar habilitado para hacer ejercicio, existen muchas formas para hacerlo de forma cómoda con una lesión en el tendón de Aquiles.

Calentamiento

Una de las formas más importantes para ejercitarte con una lesión en el tendón de Aquiles es comenzar con un calentamiento muy completo. Incluye los componentes típicos: un período corto de esfuerzo cardiovascular para lograr llevar sangre a los músculos y un estiramiento dinámico para prepararlos. Luego haz varios estiramientos enfocados al talón de Aquiles. Con ambas manos sobre la pared, extiende un pie detrás de ti en un estiramiento de corredor típico. Dobla la rodilla en la pierna trasera para concentrar el estiramiento en la zona indicada. Otra forma de aislar el tendón de Aquiles es colocar la bola del pie en un escalón y dejar que el talón caiga debajo de la altura de los pies.

Ajustes

Varios ajustes pueden aliviar algo del estrés en tu tendón de Aquiles y permitir que se cure más completamente. Utiliza una cuña de talón en el calzado de la pierna lesionada. Elevar ese talón un poco acortará el tendón y hará más liviana la carga sobre el mismo. Evita los terrenos inclinados: caminar en dichos terrenos coloca más estrés en el telón de Aquiles. Si eres un corredor, considera la posibilidad de caminar en lugar de correr para reducir el impacto sobre la zona afectada.

Cuidado de la lesión

Después de cada entrenamiento, cuida tu tendón de Aquiles. Aplica hielo por 10 a 15 minutos. Cuando lo hagas, mantén el pie elevado. Masajear la zona puede ser un poco doloroso pero puede lograr varios avances en la curación. Un régimen de Ibuprofeno puede ayudar a reducir la inflamación. Consulta con tu médico para conocer las dosis correctas. Siempre que sea posible, no apoyes el pie.

Especialistas en medicina deportiva

Consultar a un especialista en medicina deportiva puede ser beneficioso cuando tienes una lesión en el tendón de Aquiles. Estos profesionales pueden sugerir un masaje de profunda fricción, ultrasonido o punción. Estos tratamientos sólo los pueden dar profesionales. Los doctores de medicina deportiva también te pueden ayudar a encontrar otros ejercicios de rehabilitación u otras medicaciones que te pueden ayudar a trabajar con la lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por jami kastner | Traducido por aldana avale