Ejercicios de caminar en la arena

Caminar sobre la arena es un gran ejercicio y requiere más esfuerzo que hacerlo sobre una superficie dura. Los tendones, los ligamentos y los músculos deben trabajar más duro cuando se camina en la arena. Si caminas distancias demasiado largas descalzo sobre la arena, incluso puedes obtener calambres en las piernas, tendones dolorosos y dolor en los pies. Hay ejercicios que se pueden hacer para facilitar la caminata. Son simples y algunos de ellos incluso se pueden hacer en la arena.

Los aumentos de la pantorrilla

Caminar sobre la arena requiere pies y músculos de la pantorrilla fuertes. Realizar levantamientos con pantorrillas, ya sea descalzo o con zapatos, fortalecerá los pies y las pantorrillas. Párate en el borde de un escalón con la punta de los pies en el escalón y con los dedos de los pies apuntando hacia delante y los talones colgando. Sube sobre tus puntillas tan alto como puedas, haz una pausa y luego baja lentamente en la medida que puedas, estirando suavemente el tendón de Aquiles. Llega hasta tres series de 10 a 15 repeticiones. Las variaciones incluyen apuntar los dedos de los pies hacia adentro, hacia afuera y haciendo una pierna a la vez.

Estocadas

Las estocadas son un buen ejercicio para fortalecer la parte inferior del cuerpo que también desafía tu núcleo y tu equilibrio. Cuanto más fuertes son tus piernas y núcleo, más fácil es caminar sobre la arena. Una de las mejores maneras de hacerlo es hacer estocadas en la arena, ya sea con o sin zapatos. Las estocadas son como un tipo exagerado de caminata, tomando pasos extra-largos y profundos. Con las manos en las caderas, toma un paso largo hacia adelante con la pierna derecha y luego dobla la rodilla izquierda y baja a la arena. Estira la pierna izquierda, llévala al encuentro de la pierna derecha y luego toma un paso largo hacia adelante con la pierna izquierda. Dobla la rodilla derecha y colócala en la arena. Hacer estocadas en la arena frente hacerlas en una superficie dura permite una zancada más profunda ya que se puede golpear de forma segura la arena con la rodilla hacia atrás sin causar lesión.

Pose del árbol

La pose de yoga conocida como la "postura del árbol" es ideal para el fortalecimiento de tus pies y tu núcleo, así como pruebas tu equilibrio. Cambia todo tu peso a tu pie derecho, toma el pie izquierdo y coloca el talón izquierdo contra tu muslo derecho interno lo más alto que puedas, por lo que estarás balanceándote en un solo pie. La pelvis y el centro de gravedad deben estar directamente por encima de ese pie. Mantén tus manos juntas adelante o estira los brazos y trata de alcanzar el cielo. Mantén la posición durante 30 segundos a un minuto y cambia de lado por la misma cantidad de tiempo. Al colocarte de pie sobre una pierna, tus pies, tobillos y pantorrillas estarán listos a dar un paseo en la playa.

Caminar sobre la arena

Los corredores se entrenan corriendo, los ciclistas entrenan por el ciclismo. Así que caminar en la arena es una buena manera de preparar tu cuerpo para caminar sobre la arena. Caminar lentamente sobre la arena requiere más esfuerzo que caminar rápido o trotar, según DiscoverWalking.com. El sitio web dice que "caminar en la arena requiere de 2,1 a 2,7 veces más energía que caminar sobre una superficie dura" y "correr en la arena utiliza 1,6 veces más energía que correr sobre superficies duras".

Más galerías de fotos



Escrito por becky miller | Traducido por daniel cardona