Ejercicios en caminadora

Los aparatos de ejercicio como el Gazelle, que también se conoce como simulador de esquí o caminadoras suspendidas trabajan sobre el mismo principio general. Te paras sobre dos pedales, suspendidos del marco de la máquina y columpias tus piernas de atrás hacia adelante en un movimiento de arco, como si estuvieras dibujando la parte inferior de un círculo. Debido a que estos aparatos de caminata son tan similares, puedes hacer los mismos tres ejercicios en casi todos ellos.

Cuerpo inferior

La manera más simple de utilizar un aparato de tipo caminadora es el movimiento básico de pedalear. Sube a los pedales y columpia tus piernas de atrás a adelante como péndulos. Sostén la barra central para tener equilibrio. Esto trabaja todo tu cuerpo, desde las caderas hacia abajo, con la excepción de tus pantorrillas. Entre más dobles las rodillas y permitas que tus talones se separen de los pedales, más balance necesitarás; pero más fibras musculares involucrarás también, incluyendo las pantorrillas.

Cuerpo superior e inferior

Una vez que te sientas lo suficientemente estable de soltar la barra, sostén las barras movibles. Casi todos los aparatos tipo caminadoras tienen mangos fijados a los pedales para que al empujar y jalarlas con tus manos te ayude a mover las piernas más rápido. Algunas, como las Gazelle, también te permiten inclinarte hacia adelante al pedalear; esto pone más presión en los músculos de tu pecho. Inclinarte hacia atrás pone más presión sobre los músculos de tu espalda.

Paso de lado

La mayoría de estos aparatos te permiten trabajar el interior y exterior de los muslos. Sostén la barra central para tener soporte y ponte de lado sobre el aparato, colocando cada pie de lado sobre los pedales. Abre las piernas y vuelve a juntarlas en contra de la resistencia de tu propio peso corporal. Repite. Cambia la posición de la piernas a la mitad del entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por glen boyd