Ejercicios en caminadora para desarrollar las pantorrillas

Por naturaleza, una banda caminadora trabaja los músculos de las pantorrillas. Para realizar ejercicios más enfocados forzados, los entrenadores personales en Critical Bench, reportan que la caminadora debes estar firmemente fijada al suelo o debe tener una base fuerte para soportar peso extra y los cambios de posiciones. Las pantorrillas fuertes ayudan a los atletas en varios deportes para tener un arranque fuerte. La definición de las pantorrillas es importante para aquellos que desean tener una silueta torneada.

Inclinación

La mayoría de las caminadoras incluyen una función que te permite inclinar la parte delantera más arriba que la de atrás. Caminar cuesta arriba es una de las formas más efectivas para definir las pantorrillas y requiere un empuje enfocado para involucrar a las pantorrillas en cada paso. Para obtener las pantorrillas más definidas fija la caminadora a la inclinación más alta. Los entrenamientos de pantorrilla no proporcionan grandes beneficios cardiovasculares y no deben incrementar tu ritmo cardíaco. El caminar lentamente te permite que más sangre se bombee a las pantorrillas. Empuja hacia arriba con los músculos de las pantorrillas en cada paso asegurándote de mantener derecha la espalda y no involucrar otros músculos. El ejercicio debe durar aproximadamente cinco a 10 minutos, seguido de un estiramiento a conciencia de ambas piernas.

Pesas

Agregar pesas en los tobillos a la rutina de caminadora puede incrementar la cantidad de la resistencia puesta sobre las pantorrillas e incrementa la intensidad del entrenamiento. Las pesas para tobillos normalmente son bandas de nailon llenas de arena que se sujetas alrededor de los tobillos y están disponibles en pesos diferentes, normalmente de menos de una libra hasta 10 libras. Los médicos en la University of Iowa Hospitals and Clinics reportan que las personas con problemas de articulaciones o enfermedad degenerativa de los huesos no deben utilizar pesas en los tobillos debido al estrés extra sobre las articulaciones. Agregar peso a la rutina de caminadora debe hacerse lentamente y a través de un periodo de tiempo, iniciando con el peso más bajo y gradualmente incrementando peso conforme las pantorrillas se hagan más fuertes.

Caminar hacia atrás

Al dejar ir de las barras, debes utilizar los músculos en tus piernas no sólo para mantenerte en movimiento sino que también para estabilizar y balancear tu cuerpo. Para trabajar aún más las piernas, voltéate en la caminadora y camina en reversa sin sostenerte de los soportes laterales. Para poner más énfasis en las pantorrillas, pisa hacia atrás utilizando primero los dedos del pie para que tu paso sea de dedos a talón. Si estás utilizando una caminadora mecánica, fija la velocidad en lenta hasta que te acostumbres al balance y ritmo necesario de caminar hacia atrás. Incrementa el ritmo conforme tus pantorrillas se vayan fortaleciendo.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por glen boyd