Ejercicios de calentamiento para pilates

Hacer ejercicios de precalentamiento antes de comenzar la sesión de Pilates ayuda a liberar cualquier tensión del cuerpo y estira tus músculos para prepararlos para los movimientos más exigentes que podrían venir. Estos ejercicios de calentamiento funcionan también como una rutina de estiramientos para la mañana o una manera rápida de relajarse después de un día estresante. Sea cual fuere la hora del día en que elijas hacerlos, tómate tu tiempo a medida que avances a través de los movimientos y céntrate en las instrucciones.

Enfócate en la respiración

Este ejercicio te ayudará a enfocar tu atención en la secuencia de la respiración rítmica utilizada en los movimientos de Pilates. Párate con los pies separados al ancho de caderas, las rodillas suavemente flexionadas y los brazos relajados a los lados del cuerpo. Inhala por la nariz para llenar tus pulmones contando hasta cuatro. en silencio Exhala por la boca y aprieta los músculos abdominales a medida que empujes todo el aire de tus pulmones. Repite este ejercicio cinco veces hasta que te relajes.

Encogimiento de hombros

El ejercicio de encogerte de hombros libera la tensión del cuello y hombros. Comienza de pie con los pies separados al ancho de las caderas, las rodillas suavemente flexionadas y los brazos colgando libremente a los lados. Inhala profundamente mientras levantas los hombros hacia las orejas, y mantén esta posición durante unos segundos. Exhala mientras sueltas los hombros hacia atrás a una posición neutral. Repite este movimiento cinco veces.

Estiramiento del gato

El estiramiento del gato moviliza la columna vertebral, ya que calienta los músculos de los hombros, el cuello y el abdomen. Inicia con las manos y las rodillas en el suelo, recuerda tener los brazos directamente debajo de los hombros y las rodillas en la línea de las caderas. Exhala a medida curves la columna vertebral hacia el techo, permitiendo que la cabeza y el cuello caigan hacia el suelo, en una posición encogida. Mantén los hombros y la cabeza en una posición relajada mientras inhalas y aprieta los músculos abdominales, expandiendo la caja torácica con la respiración. Exhala mientras regresas el cuerpo a su posición inicial. Completa de tres a cinco repeticiones de esta secuencia.

Rodar con las caderas

Este ejercicio de calentamiento de Pilates trabaja los abdominales, los glúteos y los isquiotibiales. Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas, los pies sobre el suelo en el ancho de caderas y los brazos extendidos a los lados con las palmas hacia abajo. Aprieta los músculos abdominales y levanta las caderas hacia el techo hasta que el peso del cuerpo esté completamente sobre tus hombros y tu cuerpo produce una línea recta desde estos a través de las caderas hasta llegar a las rodillas. Ten la precaución de mantener la zona lumbar recta para evitar que se arquee. Inhala y deja que tu caja torácica se expanda con la respiración. Exhala mientras ruedas lentamente las caderas hacia atrás hasta la posición inicial. Completa de tres a cinco repeticiones de este ejercicio .

Más galerías de fotos



Escrito por sally davies | Traducido por sebastian castro