Ejercicios de calentamiento para béisbol

El béisbol es un deporte que involucra una gran cantidad de torsión, saltos, movimientos laterales y movimientos hacia adelante y hacia atrás. Si entras en la cancha para realizar alguna de todas estas tareas sin un calentamiento apropiado, entonces correrás el riesgo de sufrir un tirón en un músculo. Aunque no son tenidos muy en cuenta, los ejercicios de calentamiento son más estrictos que simplemente tirar de tu brazo por la parte delantera del pecho y sostener por 10 segundos, estos se denominan "estáticos" y a pesar de que tienen un tiempo y un lugar, no se debe comenzar un juego solo con ellos. Los ejercicios de calentamiento que sí debes realizar y tener un en cuenta son aquellos que se llaman "dinámicos", esto significa que se ejecutan en movimiento. Estos sin dura harán que tu cuerpo esté preparado para los movimientos reales que se ven en una situación de juego específica.

Sprints

La primera cosa que debes hacer en un calentamiento es realizar de cinco a diez sprints cortos que estimulen la acción que podrías ver en un juego. Esto hará que la temperatura del centro del cuerpo se caliente y también incrementará la circulación a los músculos. Comienza en la línea de la primera base, haz un sprint hasta la segunda, camina hacia atrás y vuelve a hacer un sprint.

Inclinación hacia adelante

Párate abriendo tus brazos hacia los lados de modo que estén paralelos al suelo. Inclínate hacia adelante y toca tu pie izquierdo con tu mano derecha. Vuelve arriba y luego toca tu pie derecho con tu mano izquierda. Alterna así de unas tres a seis veces.

Rotaciones

Las rotaciones de tronco se realizan con tus pies abiertos a una amplia distancia y tus manos extendidas hacia los costados de tu cuerpo (y paralelas al suelo). Rota la parte superior de tu cuerpo hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Cada vez que rotes, trata de ir un poco más allá. Haz este ejercicio de unas tres a seis veces.

Levantar las rodillas

Levantar las rodillas afloja las piernas y los tensores de la cadera. Para hacer este ejercicio, párate con tus pies abiertos al ancho de hombros. Levanta tu pie derecho del suelo y trate tu rodilla hacia tu pecho, luego bájala y trae tu rodilla izquierda hacia arriba. Puedes hacerlo de unas tres a seis veces e, incluso, puedes hacerlo caminando.

Sentadillas (squats)

Las sentadillas aflojan los glúteos, los cuádriceps y los isquiotibiales. Para hacerlas, párate con tus pies distanciados al ancho de hombros, dobla tus rodillas y baja tu cuerpo lentamente hasta que tus muslos estén paralelos al suelo, luego ve hacia arriba. Sube y baja en un movimiento controlado y haz de tres a seis repeticiones.

Estocadas caminando (walking lunges)

Para hacer estocadas caminando, haz un paso largo hacia adelante con tu pie derecho, a continuación, baja tu pierna hasta que tu rodilla delantera esté a unos 90 grados y la trasera esté a unas 2 pulgadas del suelo. Vuelve hacia arriba, camina hacia adelante con tu pierna izquierda y sigue el mismo procedimiento que antes, hazlo de unas tres a seis veces.

Estocadas cruzadas (drop lunges)

Este tipo de ejercicio se realiza para aflojar las caderas. Comienza con tus pies juntos y coloca tus manos en frente de tu cuerpo como si fueras a boxear. Haz un paso hacia atrás de tu cuerpo en un ángulo con tu pie izquierdo. Haz una sentadilla (squat), párate y trate el pie de atrás al punto inicial. Luego, haz un paso hacia atrás con tu pie derecho en un ángulo, haz una sentadilla y vuelve a la posición inicial. Haz esto de tres a seis veces.

Crosses

Cruzar los brazos ayuda a aflojar el pecho y la parte de atrás de los hombros. Párate con tus pies en el ancho de hombros y tus brazos hacia afuera con las palmas de las manos mirando hacia abajo. Extiende tus brazos detrás tuyo y luego crúzalos en frente de tu cuerpo. Hazlo de tres a seis veces, luego gira las palmas de tus manos y repite.

Círculos (circles)

Los círculos con los brazos son otro tipo de ejercicio de estiramiento que afloja los hombros. Párate con tus pies separados a la distancia de los hombros, extiende tus brazos rectos hacia los lados y haz pequeños círculos en ambas direcciones. Haz este ejercicio de tres a seis pequeños círculos, luego repite con círculos de tamaño medio y luego grandes.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por stefanía saravia