Ejercicios de brazos para mujeres para realizar en el hogar

Las mujeres que hacen ejercicios de fuerza tienen menos probabilidad de experimentar la pérdida de la masa muscular y una disminución en su funcionalidad, según la American Medical Association. Los ejercicios de brazos han agregado el beneficio de ayudar a la mujer a lucir mejor en remeras o vestidos sin mangas. Afortunadamente, existen varios ejercicios para ayudar a que las mujeres alcancen estas metas que pueden hacer en sus casas sin más equipos que las cosas que tienen a mano.

Flexiones con los bíceps

Estos ejercicios son uno de los estándares dorados de los ejercicios de brazos con muchas variaciones. Para la posición básica, toma dos botellas de 32 onzas llenas de agua, coloca una en cada mano, y párate con tus brazos a los costados, rodillas flexionadas, espalda derecha y estómago hacia adentro. Manteniendo los codos pegados al cuerpo, levanta y baja las botellas en forma lenta y controlada. Evita hacer trampa encogiendo tus hombros. Puede ser de mucha ayuda pararse contra una pared.

Flexiones de tríceps

Este ejercicio trabaja los pectorales, los deltoides y los tríceps y son bastante fáciles de hacer. Coloca tus manos detrás tuyo sobre el respaldo de una silla, con tus pies separados a la distancia de tus hombros. Flexiona tus brazos y baja tu cuerpo hasta que la parte superior de los brazos esté paralela al piso, luego vuelve a la posición inicial. Inhala cuando bajas, exhala cuando subes. La revista "Fitness" ofrece una alternativa en la que te sientas en el suelo con las piernas y los pies juntos, y las rodillas flexionadas. Coloca tus manos detrás tuyo, los dedos apuntando hacia ti y levanta tu cola del piso y luego bájala nuevamente, sin tocar el suelo.

Flexiones de brazos

Estas son buenas para los pectorales, los deltoides y los tríceps, pero pueden ser desafiantes, y hacerlo bien es crucial. Arrodíllate en el piso con tus pies juntos detrás de ti, luego, suavemente, inclínate hacia adelanta hasta que tus palmas toquen el suelo por completo, los dedos hacia adelante, y las manos separadas a la distancia de tus hombros. Levanta el peso de tu cuerpo hasta que los hombros estén directo sobre tus manos, pero evita doblar la cadera o las rodillas. Esto ayuda a contraer los músculos abdominales, los glúteos y los cuádriceps, y a enfocarte en alinear tu cabeza con tu espina dorsal. Baja tu cuerpo hasta el suelo hasta que tu pecho o mentón lleguen al suelo, luego presiona con los brazos }, levantándote del piso y volviendo a la posición inicial.

Extensión boca abajo

Este ejercicio trabaja los músculos deltoides posteriores. Acuéstate boca abajo en el piso, con tus piernas estiradas y los brazos a los costados, palmas hacia abajo, luego mantén tus brazos rectos mientras los levantas del piso, encogiendo tus hombros. Mantén la posición durante tres segundos y luego regresa los brazos al piso. La revista "Best Health" recomienda colocar una toalla doblada debajo de tu frente para tener más comodidad y estabilidad.

Ejercicios con tríceps

Como su nombre lo sugiere, este ejercicio trabaja tus tríceps. Acuéstate sobre tu costado izquierdo para que tus piernas estén juntas pero un poco flexionadas. Coloca tu mano izquierda sobre la parte derecha de tus caderas y tu mano derecha frente a tu hombro izquierdo, sobre el piso. Extiende tu brazo derecho mientras levantas tu hombro izquierdo. Baja el hombro, sin dejar que éste toque el piso, mientras repites los pasos varias veces y luego cambias de lado.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie singleton | Traducido por marina boninni