Ejercicios de boxeo

La dulce ciencia del boxeo se basa en gran medida en varios grupos de músculos en tu cuerpo, es decir, los músculos bíceps de los brazos superiores, los abdominales y el tronco, así como los músculos deltoides en los hombros. Un equilibrio adecuado de ejercicios cardiovasculares y ejercicios de entrenamiento de fuerza puede mantener tu cuerpo acondicionado para el boxeo.

Trabaja los bíceps

Para mantener tus bíceps en óptimas condiciones, prueba las flexiones con barra (barbell curl). Párate derecho con los pies al ancho de los hombros, la cabeza alineada con la espalda. Sosten una mancuerna con los brazos extendidos en frente de tu cuerpo, para que quede alrededor del nivel del muslo. Flexiona los brazos a la vez, con lo que la barra hasta el pecho. Lleva los brazos hacia abajo para una repetición.

Pronación y palanca (Prone and Plank)

Éste es un excelente ejercicio para aumentar la fuerza en los abdominales y el tronco, que son esenciales para mantenerse en forma, ya que contribuyen al equilibrio y la coordinación. Comienza en una posición de flexión de brazos básica en el suelo, por lo que estarás apoyado en las palmas de las manos y las puntas de los pies. Mantén esta posición durante 30 segundos a un minuto, y luego descansa y repite, manteniéndolo más cada vez.

Abdominales (crunches)

Estos ejercicios trabajan los músculos rectos del abdomen, así como los oblicuos y los músculos flexores de la cadera. Acuéstate en el suelo boca arriba con las piernas y los brazos extendidos rectos en el aire. Contrae el tronco y flexiona la cintura, llevando los dedos de las manos a los dedos de los pies, y luego vuelve a la posición inicial.

Intenta el Arnold

Para mantener tus hombros y espalda fuertes, la mancuerna prensa Arnold (dumbbell Arnold press) es uno de los ejercicios más integrales para incluir en tu rutina. Con pesas en la mano, tomaruna posición sentada en el extremo de un banco de peso, con los pies apoyados en el suelo, con los brazos doblados delante de ti. Las palmas deben estar hacia el pecho. Levanta los brazos junto a los costados y arriba de la cabeza, por lo que las palmas quedan mirando hacia adelante. Vuelve a la posición inicial.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle dawn | Traducido por mariela rebelo