Ejercicios de boxeo en casa

El boxeo es un deporte exigente peleado en sucesivas rondas de tres minutos con descansos de un minuto. El deporte requiere un alto nivel de condición física, resistencia, agilidad, fuerza y ​​poder. La mayoría de los boxeadores entrenan en gimnasios de boxeo, pero hay una variedad de ejercicios de entrenamiento que puedes hacer en tu casa para complementar tu tiempo en el gimnasio.

Lagartijas con aplauso

La fuerza explosiva de la parte superior del cuerpo es vital para tirar golpes duros, y se puede desarrollar este rasgo realizando lagartijas con aplauso. Adopta la posición de lagartijas con las manos directamente debajo de los hombros, tu torso apretado y las piernas rectas. Baja tu cuerpo hasta el suelo doblando los brazos (el pecho debe estar como a una pulgada (2,54 cm) del suelo). Explosivamente extiende los brazos y empuja tu cuerpo al aire. Rápidamente aplaude tus manos mientras estás en el aire. Extiende los brazos y aterriza sobre tus manos antes de descender en otra lagartija. Repite las veces deseadas.

Burpees

Los burpees desarrollan la resistencia muscular de todo el cuerpo y lo preparan para las exigencias de boxeo. Párate con los pies al ancho de tus hombros con las manos a los lados. Agáchate en cuclillas y coloca tus manos fuera de sus pies. Extiende los pies de nuevo en posición de lagartija. Haz una lagartija. Regresa tus pies para que tus piernas queden debajo de tus hombros, y luego salta explosivamente en el aire. Aterriza en las puntas de tus pies y repite.

Saltar la cuerda

Saltar la cuerda es un ejercicio de boxeo clásico que desarrolla la coordinación, la velocidad de los pies, la capacidad aeróbica y la agilidad. Se puede saltar la cuerda en una variedad de maneras: ambos pies juntos, usando una acción talón-punta alterna, correr in situ , levantamiento de rodillas y girando la cuerda dos veces por cada salto. Asegúrate de siempre usar zapatos de apoyo, amortiguados al saltar la cuerda para minimizar el riesgo de una lesión en las extremidades inferiores.

Abdominales en V

Los abdominales fuertes son vitales en el boxeo. Tus abdominales tienen que absorber los golpes de tu oponente y también son responsables de la generación de una gran cantidad del poder de tu golpe, por lo que una sección media fuerte es imprescindible para el éxito del boxeo. Las abdominales en V, un ejercicio de boxeo tradicional, trabaja los músculos abdominales de manera muy eficaz. Acuéstate boca arriba con las piernas estiradas y los brazos apoyados en el suelo por encima de tu cabeza. Al mismo tiempo, levanta las piernas y los brazos del piso. Llega a tus pies de modo que estés equilibrado en tu coxis y tu cuerpo asemeje a una "V". Baja tu cuerpo hasta el piso y repite las veces deseadas.

Golpes con banda elástica

Al utilizar un expansor de pecho o bandas elásticas, este ejercicio puede mejorar la resistencia y la fuerza del golpeo. Sujeta las bandas detrás de ti y agarra un extremo de la banda en cada mano (las bandas deben pasar por debajo de tus axilas). Párate en una posición de split y lanza golpes contra la tensión de la banda. Asegúrate de cambiar las piernas por cada serie. Con una banda de suave y lanzando una gran cantidad de golpes vas a mejorar tu resistencia, mientras que con una banda más fuerte y lanzando menos golpes mejorarás tu fuerza.

Sombra

La sombra es una gran manera de trabajar en tu forma mientras elevas tu ritmo cardíaco. Practica tus golpes y combinaciones con intención. En tres rondas de un minuto cada una, trabaja en tu técnica, transferencia de peso y balance, y tus combinaciones. Siempre toma un minuto de descanso entre asaltos y utiliza ese tiempo para planear tus próximos movimientos. Los principiantes en el boxeo pueden concentrarse en sus jabs y golpes rectos, mientras que los boxeadores intermedios y avanzados añadirán movimiento de pies más complicados y combinaciones de golpes. Los boxeadores avanzados también podrán hacer ejercicio en el nivel intermedio, mientras que sostiene 2 a 3 libras (0,91 a 1,36 kg).

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por leticia albarran