Ejercicios con el Ab Blaster

Las rutinas de entrenamiento del Ab Blaster apuntan a los músculos abdominales y mejoran la fuerza de la ezpalda. Ya sea que quieras unos abdominales bien marcados o simplemente un estómago más firme y duro, estos ejercicios brindan resultados mientras ejercitan los músculos mucho más que los abdominales traidicionales. Las rutinas del Ab Blaster pueden incluir una amplia variedad de ejercicios con cada movimiento diseñado para apuntar a distintos músculos del estómago para darle forma y fortalecerlos.

Los abdominales del Ab Blaster

Los abdominales forman la base de la mayoría de los entrenamientos de este grupo muscular. Un abdominal con el Ab Blaster, simplemente se enfoca en la técnica para una mayor eficiencia en los ejercicios. Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies sobre el suelo a la distancia de los hombros. Coloca tus manos detrás de tu cabeza para apoyar tu cuello. Mete las costillas hacia adentro y hacia la pelvis para hacer un abdominal, levantando la parte superior de tu cuerpo hasta que se doblen los músculos abdominales. Baja la parte superior del cuerpo lentamente y repite. Intenta mantener los abdominales contraídos durante el ejercicio mientras imaginas que tu ombligo es empujado hacia el suelo.

La placa

Acuéstate sobre tu estómago y levántate para quedar sobre tus codos y antebrazos con sólo la punta de tus dedos tocando el suelo como en una posición de flexión normal. Mantén los codos fijos a la distancia de los hombros, pero mantén los antebrazos hacia la cabeza o apuntándose entre sí para formar un triángulo. Mantén la posición con el cuerpo suspendido en el aire apoyado sólo con los antebrazos y los dedos de los pies. Enfócate en los abdominales, levantando el ombligo hacia la columna y manteniendo la espalda recta. Mantén la posición por lo menos 30 segundos. Aunque podría parecer simple, la placa es un ejercicio de abdominales serio.

Placa lateral

Luego de completar la placa estándar, rota sobre un codo para que el hombro opuesto apunte hacia el techo. Mientras mantienes la línea del cuerpo recta, levanta el brazo libre y extiéndelo hacia el techo. Mantén la posición por lo menos 10 segundos. Nuevamente enfócate en meter el ombligo hacia la columna y manteniendo la técnica adecuada. Una vez que termines, rota sobre el otro codo y repite el mismo estiramiento. La placa lateral enfatiza realmente los músculos oblicuos, que pasan junto al borde externo de tus abdominales.

Giro de pierna

Acuéstate sobre tu espalda con los brazos rectos hacia afuera por los costados y los hombros planos contra el suelo. Levanta las piernas y dobla las rodillas. Baja lentamente las rodillas hacia la izquierda, manteniendo los hombros firmemente clavados al suelo durante el movimiento giratorio. Sólo baja las rodillas hasta que sientas que los abdominales se doblen. Rota las rodillas hacia atrás y hacia abajo por la derecha, bajando solamente lo suficiente como para flexionar los abdominales. Realiza 10 repeticiones para cada lado. El movimiento giratorio afecta los músculos oblicuos, ayudando a generar más definición y una fuerza de espalda mejorada.

Más galerías de fotos



Escrito por william lynch | Traducido por sebastian castro