Ejercicios en bicicletas verticales vs. de interiores

La mayoría de los gimnasios ofrecen bicicletas verticales motorizadas y bicicletas de interiores. Si tu meta es quemar calorías, sudar y fortalecer tu sistema cardiovascular y respiratorio, ambas lo hacen. Si tienes metas de rendimiento específicas en ciclismo, disfrutas la camaradería de un grupo de ejercicio o prefieres sentir una bicicleta en exteriores, el ciclismo en interiores es tu mejor opción.

Resistencia y sensación

Una bicicleta vertical es potenciada por un motor y usa medidores digitales para mantener el rastro de la velocidad, el ritmo cardíaco y las calorías quemadas. La mayoría de los modelos tienen programas preestablecidos que te ayudan a construir resistencia, perder peso y realizar intervalos. El asiento en estas bicicletas tiende a ser más amplio que los de una bicicleta de interiores tradicional, haciéndolo más cómodo. Aunque el movimiento de pedaleo es el mismo que un una bicicleta de interiores, la sensación no es tan suave y tienes menos control. Las bicicletas de interiores no tienen motor. Cuando pedaleas, mueves una rueda, que rota para simular las ruedas de una bicicleta común. Puedes ajustar la resistencia con una perilla o palanca, lo que hace más difícil para ti mover la rueda hacia delante, simulando la resistencia al viento y las colinas. Si buscas entrenar en interiores fuera de temporada, o quieres una experiencia de ciclismo más realista, una bicicleta de interiores es para ti. Las bicicletas de interiores son el tipo presentado en las clases de ejercicios de grupo que crean la sensación de un grupo de acompañamiento, sin tráfico, clima o limitaciones del terreno.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por nuria banus