Ejercicios con la bicicleta Schwinn Airdyne

La Schwinn Airdyne es quizás la bicicleta más versátil del mercado. Puedes hacer una variedad de ejercicios para las piernas y los brazos. Pero los beneficios no terminan ahí, dado que tú mismo eres su fuente de energía, no necesita electricidad. La resistencia proviene de las aspas de ventilador en la parte delantera de la bici, así que cuanto más fuerte pedalees, más resistencia generarás. No importa cuál sea tu nivel de forma física o experiencia, la Schwinn Airdyne es una gran adición a tu régimen de entrenamiento.

Esprints rápidos

Comienza con cinco minutos de calentamiento. Luego esfuérzate al máximo durante 30 segundos y toma 45 segundos de recuperación. Durante el primer par de esprints, quizás no quieras tomarte los 45 segundos completos para recuperar. Sin embargo debes resistir la tentación de saltarte la recuperación. La necesitarás, ya que harás entre 10 y 20 carreras para completar un entrenamiento.

Esprints largos

Calienta durante cinco minutos. Elige un ritmo desafiantes durante una milla, por ejemplo de 75 a 80 RPM, y mantenlo durante una milla. Luego recupera durante 45 segundos pedaleando lentamente y comienza de nuevo para completar una milla a 75 u 80 RPM. Repite el ejercicio hasta alcanzar las 4 millas para empezar. A medida que te hagas más fuerte, añade más millas para desarrollar resistencia. Para mejorar la velocidad, aumenta el rango de revoluciones a un ritmo más desafiante.

Día largo

Para días largos en la Schwinn Airdyne, ubica la bici delante de un televisor y busca una buena película o partido para ver. La Airdyne se vuelve ruidosa así que asegúrate de subir el volumen. Pedalea a un ritmo constante que puedas mantener durante dos a ocho horas, dependiendo de tu nivel de condición física y tu objetivo de entrenamiento. Rompe con la monotonía pedaleando hacia atrás, con una pierna o parándote en la bici cada media hora durante 30 a 60 segundos. El diseño del asiento hace que sea cómodo para andar por horas.

Hablemos de los brazos

La belleza de la Schwinn Airdyne es que puedes entrenar tus brazos si necesitas descansar las piernas un día. Si deseas mejorar tu movimiento de arrastre, concéntrate en tirar hacia atrás los brazos de la Airdyne. Para mejorar tu fuerza de empuje, empuja los brazos de la bici lejos de ti. Puedes hacer ejercicios de empuje y tracción en la misma sesión o dividir el entrenamiento dejando cada ejercicio para días distintos. Para trabajar los músculos deltoides, mueve las manos hacia el exterior de las manijas de la bicicleta y empuja y tira de ellas. Esto fortalece las cápsulas del hombro sin tensión.

Más galerías de fotos



Escrito por carol smolsky | Traducido por martin santiago