Ejercicios de bandas de resistencia para bíceps

Después de cumplir los 20 años, tu cuerpo naturalmente pierde alrededor de 1/2 kilogramo de masa muscular cada año, reporta Healthy U, un programa de la Northwestern Medical Sciences University. Hacer regularmente entrenamiento con bandas de resistencia puede revertir esta tendencia mediante disminuir la presión sanguínea y mejorando la salud de los huesos. Tus bíceps braquiales, o musculo bíceps, discurre a lo largo de la porción interna de tu brazo. Este musculo es responsable de flexionar tu codo, y es uno de los signos mas visibles de bienestar físico.

Flexiones alternadas de bíceps de pie

La flexión de bíceps es uno de los ejercicios mas fundamentales que existen. Tradicionalmente llevado a cabo con mancuernas o barra, tu fácilmente puedes replicar el movimiento del ejercicio con bandas de resistencia. Fija una banda de resistencia en el suelo y párate con tus pies separados a la altura de tus caderas, colocando las puntas de tus pies sobre la banda. La medida de los dos segmentos de la banda deberá ser la misma a cada lado. Agarra las manijas y empieza con tus manos en ambos lados y con tus palmas viendo hacia tu cuerpo. Lentamente flexiona la manija en tu mano izquierda hacia tu hombro. Contrae tu bíceps antes de regresar lentamente la manija hacia su posición inicial. Repite con tu brazo derecho, alternando una y una.

Flexión de martillo de pie

Así como en la flexión tradicional de bíceps, las flexiones de martillo deberán ser realizadas con una banda de resistencia poniéndote de pie justo a la mitad con las puntas de los pies sobre ella. Cuanto más corto sea el segmento que queda a un lado tuyo, mas difícil sera el ejercicio. Párate con tus pies a la altura de tus caderas, agarrando las manijas con tus palmas viendo hacia tu cuerpo. Flexiona ambos bíceps mientras llevas las manijas hacia tus hombros. No rotes el antebrazo mientras flexionas las manijas hacia arriba. Contrae tu bíceps antes de que desciendas las manijas a su posición inicial. El movimiento debe asimilarse al hecho de martillar un clavo.

Remo sentado

Busca un equipo de bandas de resistencia con un marco de puerta para fijarlas para incrementar el rango de ejercicios que puedas realizar. El remo sentando no sólo trabaja tus bíceps, sino que también trabaja tu espalda superior y el grupo de los músculos rotatorios de la espalda también. Siéntate en el piso y asegura tu banda de resistencia en el marco de puerta a la altura de tus hombros mientras estés sentado. Siéntate correctamente con tus piernas juntas y tus rodillas ligeramente flexionadas. Sostén las manijas frente a ti con tus palmas viéndose entre sí. Flexiona tus codos hacia atrás, llevando las manijas hasta el nivel de tus costillas. Lentamente extiende tus brazos de regreso. Evita inclinar la espalda hacia atrás durante el movimiento de flexión de brazos.

Flexión de martillo cruzado

La flexión de martillo cruzado trabaja tus bíceps y tus antebrazos desde un ángulo diferente que las flexiones de martillo básicas. Empieza en la misma posición que en la flexiones de bíceps y de martillo, con las puntas de tus pies deteniendo abajo la banda y agarrando las manijas a cada lado de tu cuerpo. Flexiona la manija izquierda hacia tu hombro derecho, manteniendo la palma de tu mano viendo a tu cuerpo todo el tiempo. Contrae el músculo y lentamente regresa la manija a la posición inicial. Repite, esta vez llevando la manija derecha cruzando hasta tu hombro izquierdo. Continúa alternando los brazos.

Más galerías de fotos



Escrito por lydia stephens | Traducido por karly silva