Ejercicios de balance sobre una pierna

En conjunto con el cardio, fuerza y flexibilidad, el balance es uno de los componentes clave de un paquete total de acondicionamiento. De acuerdo con los médicos en la Harvard University, más del 90 por ciento de las fracturas de cadera se atribuyen a las caídas. tener un balance apropiado te protege de las caídas al mejorar la coordinación de tus músculos y estabilizando tu cadera y centro. Para los mejores resultados, intenta sostener cada pose por 10 segundos.

Levanta una pierna

El ejercicio más básico de balance es el levantamiento de pierna. Inicia con los pies juntos y levanta lentamente un pie hacia arriba por sólo unas pulgadas o más lo mas alto que puedas. Sostén y repite con la otra pierna. Puedes sostenerte de una silla o pared para apoyarte si es necesario pero modifica conforme incrementa tu balance. Para agregar algo de dificultad que también fortalezca tus músculos cuadríceps, intenta estirar tu rodilla doblada y sostenla tan alto y derecha como te sea posible.

Sostenla hacia afuera

El levantamiento lateral de pierna mejora tu balance mientras fortaleces tus caderas y muslos externos. Inicia parándote con los pies juntos y una mano en una silla para apoyarte. Levanta una pierna hacia arriba y lateral a unas cuantas pulgadas, mantén la pierna estirada. Al terminar, repite el movimiento con la otra pierna. Levanta la pierna aún más alto si quieres hacerlo más difícil.

Ser un árbol

La posición de árbol es una pose de balance de yoga. Párate bien erguido con los pies juntos. Levanta un pie y colócalo sobre el tobillo opuesto. Con el pie firme sobre el tobillo, gira tu rodilla doblada hacia el costado. Repite esta pose en el otro lado. Conforme aumente tu balance, puedes descansar tu pie sobre tu pantorrilla, rodilla o muslo interior. Para mayor dificultad, extiende tus brazos sobre tu cabeza, colocando las palmas juntas y mira hacia arriba a tus manos.

Encajando

Puedes realizar ejercicios de balance a prácticamente cualquier hora y lugar. intenta agregar estos ejercicios al finalizar tu caminata o trote, al ver los comerciales entre segmentos de tu programa favorito de TV o cuando estés en la fila del supermercado. Sólo asegúrate de que haya un objeto fijo cerca para darte apoyo. Habla con tu médico si no estás muy seguro de un ejercicio en particular.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon smith | Traducido por glen boyd