¿Qué ejercicios me pueden ayudar a reducir mi estómago?

Si el exceso de grasa del estómago te hace sentir tímido y cohibido, es el momento de iniciar el proceso de sacarla de su vida. La disminución de este abultamiento es posible, pero requiere un compromiso a largo plazo. Para obtener resultados, debes combinar de manera efectiva el ejercicio regular con los cambios dietéticos saludables. Una amplia gama de ejercicios puede contribuir a la pérdida de la grasa del estómago, pero sólo cuando se toma el enfoque correcto. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier dieta o programa de ejercicios.

No puedes tener como objetivo tu barriguita

Uno de los primeros pasos para hacer un compromiso para perder la grasa del estómago es aceptar que no se puede quemar grasa exclusivamente en el área deseada. Los productos para perder peso que prometen ayudar a quemar sólo la grasa del vientre son de dudosa naturaleza. Para perder grasa debes poner tu cuerpo en un déficit de calorías. Este déficit, que lleva a la pérdida de grasa, sucede cuando se quema un mayor número de calorías que las que consumes.

Mueve tus músculos juntos

Es poco probable que experimentes un déficit de calorías sin dedicar un tiempo para el ejercicio aeróbico. Este tipo de actividad, que aumenta el ritmo cardíaco y trabaja varios músculos a la vez, es uno de los pilares de la pérdida de grasa. Los ejercicios aeróbicos son ideales para quemar calorías, ten como objetivo 300 minutos de ejercicio a medio tiempo y 150 minutos de ejercicio a ritmo rápido por semana. Los ejercicios de ritmo rápido queman calorías más rápido que las de carácter moderado. Por ejemplo, una persona de 180 libras (81 kilos) quema aproximadamente 192 calorías en 30 minutos de caminata a 3 mph (4,83 kph) y 444 calorías en media hora de trote a 5,5 mph (8,85 kph). Otros ejemplos de ejercicios aeróbicos incluyen nadar, andar en bicicleta, saltar la cuerda, bailar y usar una máquina de remo.

Fortalece tu batalla para perder peso

Muchas personas erróneamente hacen abdominales y sentadillas en un intento para perder la grasa del estómago. Si bien este enfoque es en gran parte inútil, los ejercicios de entrenamiento de resistencia juegan un papel en la ayuda para perder grasa. El fortalecimiento de tus músculos eleva tu metabolismo, lo que hace que tu cuerpo queme calorías a un ritmo acelerado. Realiza ejercicios de entrenamiento de resistencia al menos dos veces por semana y siempre fortalece los principales grupos musculares por igual. Puedes utilizar ejercicios de peso corporal, como sentadillas (squats, estocadas y flexiones (lunges y pushups) o ejercicios con pesas libres o máquinas de pesas.

No olvides la dieta

La dieta es de vez en cuando el componente olvidado en la pérdida de peso, pero la gran mayoría de las personas que pierden peso con éxito y mantienen un cuerpo delgado alcanzan sus metas al equilibrar el ejercicio con una dieta saludable, hace notar el Consejo Estadounidense de Ejercicio (American Council on Exercise). Puedes mejorar tu dieta en una multitud de maneras, pero el gran paso a tomar es reducir tu consumo de calorías. A menudo es posible hacerlo sin pasar por las gaseosas y el alcohol, así como los bocadillos con alto contenido de azúcar y grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por jorge de leon polanco