Ejercicios para ayudar a la anteversión femoral

La anteversión femoral es una condición donde el cuello femoral se inclina hacia adelante, lo que causa que la parte baja de la pierna gire hacia adentro. Esta condición está presente en 10% de los niños y usualmente se corrige sola con el tiempo. Sólo cuando la rotación tiene un exceso de 50 grados se considera como problema. Los padres con niños que presentan síntomas de anteversión femoral, deberían hacer que sus hijos realicen ejercicios fáciles para reducir la fuerza sobre el fémur.

Caminata consciente

Los niños entre 8 y 10 años de edad son más conscientes de sus cuerpos y pueden poner más atención a la mecánica de su paso. Deberían ser instruidos para tener cuidado de apuntar sus dedos de los pies hacia adelante cuando caminan. Esto ayuda a entrenar a los músculos a trabajar adecuadamente, lo que también ayuda a reducir la tensión en los huesos justos. Tu niño debería trabajar para ser constantemente consciente de la dirección de sus dedos.

Puente

El ejercicio del puente (bridge) es sobre estabilidad del torso y obliga al fémur a alinearse adecuadamente con la cadera y rodilla. El niño deberá recostarse sobre su espalda con sus rodillas flexionadas y los pies planos sobre el piso, a la distancia de las caderas. Debería tomar una inhalación profunda, después exhalar y presionar la espalda alta contra el suelo conforme levanta las caderas del mismo. Presionando sus pies contra el piso y contrayendo sus glúteos. La parte baja de su cuerpo debe subir de forma que se forme una línea recta desde sus hombros hasta la cadera. A continuación, inhala otra vez, aún en esa posición alta, y exhala conforme baja lentamente a la posición inicial. Haz que haga cinco repeticiones de este ejercicio, diariamente.

Caminata hacia atrás

Para los más pequeños, se dificulta que tengan consciencia de la dirección en la que apuntan los dedos de sus pies al caminar, pero son capaces de realizar otras actividades divertidas. La caminata hacia atrás es un ejemplo. Este movimiento ayuda a fortalecer los músculos de la cadera y puede reducir la fuerza ejercida sobre el fémur. Haz que camine hacia adelante 10 pasos, después hacia atrás 9 pasos (o más) y si es posible, realízalo afuera. Háganlo diariamente.

Consideraciones

La mayoría de los casos de anteversión femoral, 99%, se corrige por sí solo. En casos graves, puede considerarse la cirugía, pero solo en niños mayores. Es una cirugía de muy alto riesgo. Los niños que sufren de casos leves de esta condición no son más propensos a sufrir de artritis u otros problemas que los niños que tienen desarrollo femoral normal.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por arcelia gutiérrez