¿Qué ejercicios ayudan a reducir la grasa de la espalda baja y del estómago?

La grasa de la espalda baja y del estomago no es solo un atributo no saludable, sino también una característica poco atractiva. Debe ser descorazonador ponerte tus par de vaqueros favoritos solo para encontrar que tu sección media se cuelga sobre la cintura. Por desgracia, la reducción de grasa por área es un mito; pero con un poco de trabajo, puedes lograr tus objetivos. Combina una dieta saludable con unos cuantos ejercicios específicos. y tendrás un talle más delgado en poco tiempo.

Ejercicio cardiovascular

El cardio es uno de las maneras más efectivas de desaparecer el exceso de grasa, no importa donde pueda estar la zona de tu problema. Escoge ejercicios que requieran grandes movimientos musculares como correr, natación, remo, kickboxing y aeróbicos. Para beneficios generales de salud, el American College of Sports (Colegio Americano de Deporte) recomienda hacer ejercicio cardiovascular de una intensidad moderada por espacio de 30 minutos cinco días a la semana. Para pérdida de grasa, incrementa tu actividad a 45 minutos de ejercicio de cinco a siete días a la semana.

Pataleo

Elimina la grasa de la parte baja de tu abdomen con el pataleo. Recuéstate sobre tu espalda con tus piernas extendidas y coloca las palmas de tus manos hacia abajo debajo de tus glúteos. Contrae los músculos de tu abdomen y levanta tus piernas a 4 grados. Levanta tus hombros y tu espalda alta y empieza a agitar tus piernas hacia arriba y abajo como si estuvieras nadando. Esto es un ejercicio de 4 tiempo, de manera que cuentas con cada patada 1, 2, 3, 1: 1, 2, 3, 1; y así sucesivamente. Completa dos o tres series de 15 a 30 repeticiones.

Levantamiento de peso con pierna estirada.

Este ejercicio fortalece los músculos de tu espalda baja y ayuda a reducir la grasa. Párate con tus piernas bien separadas y sostén una mancuerna en cada mano. Jala tu ombligo hacia tu columna, endereza tu espalda y dóblate hacia adelante por la cintura manteniendo las piernas tan rectas como puedas. Contrae los músculos y tendones de tus glúteos y luego regresa lentamente a la posición de inicio. Utiliza un peso ligero cuando recién comiences a hacer este ejercicio, incrementando progresivamente el peso a medida que vas ganando fuerza. Haz dos o tres series de 10 a 20 repeticiones.

Planchas horizontales

La plancha trabaja en todo tu interior, incluyendo tu espalda baja y tu abdomen. Empieza en posición de flexiones con tu abdomen contraído, tu espalda derecha y tus caderas abajo. Baja hasta que tus codos toquen el suelo y sostén esa posición de 30 a 60 segundos. Repite la plancha dos o tres veces. Para incrementar la dificultado de este ejercicio, levanta un pie aproximadamente 6 pulgadas (15,4 cm). Mantén la posición por 10 segundos y repite con la otra pierna. Continúa alternando las piernas hasta que tu plancha este completa.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por luis de la torre