Ejercicios de arrastrar un neumático

Puedes utilizar un neumático para una variedad de ejercicios. Puedes darle la vuelta para desarrollar la pierna, la espalda y la fuerza del brazo o golpearlo repetidamente con un martillo para mejorar la salud cardiovascular y la resistencia muscular. Como alternativa, se puede colocar una correa de remolque al mismo y arrastrarlo como puedes arrastrar un trineo de entrenamiento de fuerza mucho más caro. Las posibilidades son casi infinitas.

Requisitos del equipo

Selecciona un neumático sobre la base de tu nivel actual de fuerza. Aunque no necesites levantar el neumático, todavía tiene que ser lo suficientemente pesado como para desafiarte. Envuelve una cadena corta alrededor del mismo y luego coloca una correa a la cadena. Mientras que solo podrías atar la correa debajo de la cubierta, la banda pronto se saldría mientras arrastras la rueda por el suelo. Es posible que tengas que sostener la correa en tus manos o fijarla a un cinturón fuerte. Arrastra el neumático en la grava o hierba para un entrenamiento fácil o el hormigón o cuesta arriba para un entrenamiento más exigente. Para hacer tu neumático pesado, coloca una tabla de madera en el interior y con un peso hacia abajo con las pesas, piedras o bolsas de arena.

Avanza arrastrando para un mejor trasero

Arrastrar un neumático, mientras miras hacia el frente es una manera eficaz de sobrecargar el trasero y los isquiotibiales. Este es un ejercicio útil para los corredores, velocistas, futbolistas y esquiadores de fondo. Puedes caminar durante una sesión de ejercicios de bajo impacto o de sprint para un entrenamiento de alta intensidad o de alto impacto. Utiliza una correa para la cintura para colocar la mayor parte de la carga de trabajo en las piernas o una correa para el pecho para desafiar también los músculos de la base. Camina por la distancia, tiempo o un número predeterminado de pasos.

Da la espalda a los muslos flacos

Caminar hacia atrás mientras se arrastra un neumático trabaja los cuádriceps, los músculos ubicados en la parte frontal de los muslos. Mientras que podrías realizar sentadillas para trabajar estos músculos, algunos deportistas encuentran a las sentadillas duras en sus rodillas. Caminando hacia atrás mientras se arrastra un neumático es una alternativa eficaz a las sentadillas. No corras hacia atrás ya que podrías tropezar. En su lugar, toma grandes zancadas poderosas y trata de mantener el cuerpo erguido. Mira hacia atrás de vez en cuando para asegurarte de que no te tropezaras con cualquier cosa. Camina por la distancia, tiempo o un número predeterminado de pasos.

Pasos laterales para mayor agilidad

Los jugadores de tenis, jugadores de hockey, jugadores de fútbol y los jugadores de fútbol todos tienen que ser capaces de moverse rápidamente hacia los lados, ya sea para interceptar, esquivar a un rival o hacer un bloqueo importante. Arrastrando un neumático hacia los lados es una forma efectiva de sobrecargar los músculos necesarios para los movimientos laterales rápidos y potentes. Simplemente quédate de pie hacia los lados de tu neumático, agarra la correa y camina de lado por la distancia o el número de pasos. Al finalizar, cambia de lado y repite.

La seguridad primero

Si arrastras tu neumático en las zonas comunes, estate al tanto de otros usuarios de la carretera para evitar accidentes. Arrastrar un neumático es un entrenamiento intenso por lo que no hagas demasiadas cosas demasiado pronto y siempre calienta bien antes de tu entrenamiento. Si eres nuevo en el ejercicio o has llevado una vida sedentaria o mala últimamente, consulta con tu médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por soledad gomez