Ejercicios de armado de voleibol para el hogar

El armado en voleibol es una parte crucial para realizar un ataque exitoso. Para que un armador esté cómodo y consistente, se debe estar dispuesto a trabajar duro, no sólo en el gimnasio, sino también en casa. Hay varias habilidades básicas de un armador que puede trabajar en su casa para mejorar.

Armadores exitosos

Los armadores exitosos deben tener una buena coordinación de ojos y manos y una buena sensación o tacto para el voleibol. Para mejorar estas habilidades en casa, simplemente párate y establece una posición de voleibol de arriba hacia abajo sin dejar que caiga la pelota al suelo. Una vez que este ejercicio se hace más fácil, puedes armar la pelota hacia adelante y hacia atrás y de izquierda a derecha, moviéndote para quedarte con la posesión.

Posición del cuerpo para los ejercicios de armado

Los armadores deben comenzar en una posición de equilibrio con los pies separados y el pie derecho ligeramente por delante del pie izquierdo. Según el libro "Coaching Volleyball", las muñecas del armador deben estar "amartilladas de modo que el ángulo entre los brazos y las manos sea de 135 grados o menos". Bob Miller dice en "The Volleyball Handbook", que "los dedos índices de los jugadores deben estar repartidos a 2 o 3 pulgadas de distancia con los pulgares uno frente al otro o hacia el organismo". El contacto con el balón debe llegar por encima de la frente sobre las yemas de los dedos. La bola debe hundirse en manos por un instante y luego ser expulsado ​​hacia el objetivo. Para practicar esto en casa, párate a 2 pies de distancia de una pared y comprueba que la posición del cuerpo sea correcta. A continuación, sostén una pelota de voleibol en tus manos por encima de la frente y coloca suavemente la pelota en la pared, utilizando únicamente las muñecas para propulsar la bola.

Progresión de armador

El objetivo de este ejercicio es establecer las posiciones correctas de las manos y trabajar en versiones más rápidas y más cortas. El armador comienza estableciendo la pelota hacia arriba y hacia abajo, a unos 5 pies de altura. Sin detenerse, el armador inclina sus rodillas, luego se sienta y se reclina sin perder el balón y continua armando. Después de armar varias bolas mientras estás acostado sobre su espalda, el armador trabaja regresando a una posición de pie sin perder el control de la pelota.

Ejercicio de armado básico

El objetivo de este ejercicio es asegurarse que el armador esté encuadrado detrás de la pelota y haga un contacto suave. Una persona, un lanzador de pelota, parados a 10 pies de distancia del armador. El armador debe comenzar en una posición equilibrada con las manos sobre la frente, listo para armar la pelota. Cuando se lanza con un golpe solapado de la pareja, el armador se mueve para estar centrado detrás de la pelota y tomarla encima de la frente antes de empujarla de nuevo al lanzador. Después de 10 a 20 repeticiones, el armador y el lanzador debe cambiar. Una vez que realicen con éxito el armado a 10 pies de distancia, los jugadores pueden moverse a 15 y 20 pies de distancia y repetir.

Ejercicio avanzado de armado

El objetivo de este ejercicio es proveer continuo movimiento al balón igual a las situaciones de juego. El lanzador se encuentra a unos 20 pies directamente en frente del armador. El lanzador golpea un balón sobre la cabeza al armador, que luego prepara la pelota al lanzador. Este proceso es repetido hasta que cada persona haya realizado 20 armados perfectos. Haz este ejercicio más avanzado al tener al lanzador variando desde donde lanza el balón al armador, haciendo cada vez la vuelta del armado más difícil.

Más galerías de fotos



Escrito por kallie noble | Traducido por franco castro