Ejercicios para aliviar los músculos tensos después del estreñimiento

El estreñimiento ocurre cuando las heces son difíciles de pasar o pasan con poca frecuencia. La condición puede causar dolor muscular debido a los calambres constantes en tu estómago o de forzar tu cuello, espalda y piernas en un intento de defecar. El resultado pueden ser músculos tan tensos y adoloridos que sientes que has estado en una sesión intensa de levantamiento de peso. Para aliviar esta tensión, puedes hacer ejercicios de estiramientos para relajar el músculo adolorido después de la constipación. Siempre habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios después de presentar estreñimiento.

Tensión en los músculos de la pierna

Hacer esfuerzos para intentar defecar puede resultar en dolor de piernas y tensión, especialmente en la parte de atrás de las piernas. Para aliviar este dolor, estira tus músculos isquiotibiales. El ejercicio de pierna estira y estimula tus músculos grandes y pequeños. Comienza de pie con tus pies ligeramente más separados que la distancia entre tus hombros, y flexiona hacia adelante como si estuvieras doblando tu cuerpo a la mitad. Dirígete hacia tu pierna derecha para profundizar el estiramiento. Sostén por 15 a 30 segundos, y después cambia hacia tu pierna izquierda. Si te es difícil realizar el estiramiento de pie, puedes hacerlo sentado, con tus piernas estiradas frente a ti.

Estiramientos de cuello

Tus piernas no son la única zona donde tus músculos se tensan por el estreñimiento. También puedes estresar los músculos de tu cuello al esforzarte para defecar. Para aliviar la tensión del cuello, puedes estirar tu cabeza hacia un lado como si estuvieras tocando tu hombro con la oreja y cambiar de lado. Tocar tu mentón con tu pecho también puede estirar la parte de atrás de tu cuello. Mantén cada estiramiento por 15 a 30 segundos para beneficios máximos.

Posiciones de alivio estomacal

Los intensos calambres del estreñimiento pueden causar un sentimiento general de tensión en tu estómago. Para aliviar dichas molestias, intenta ejercicios de yoga con flexiones hacia adelante. Estos ejercicios liberan los gases atrapados en tu estómago que pueden contribuir a los calambres. Un ejemplo es la postura de los vientos con una sola pierna. Para realizar éste ejercicio, recuéstate sobre tu espalda con tus piernas extendidas. Lleva tu pierna derecha hacia tu cabeza levantándola del suelo. Agarra tu rodilla con ambas manos, sintiendo el aire escapar de tu estómago. Sostén por tres a cinco segundos y después relaja y repite con el lado opuesto.

Caminar

Aunque es un simple ejercicio cardiovascular, caminar proporciona una oportunidad para que te estires y muevas después del estreñimiento y tensión muscular. Caminar promueve el movimiento de las heces por el intestino para reducir futuros incidentes de estreñimiento. Si no has ejercitado en algún tiempo, limita tus sesiones de caminata en incrementos de periodos cortos, como 10 o 15 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por arcelia gutiérrez