Ejercicios y alimentación indicados para mejorar la circulación de las piernas

La enfermedad arterial periférica, también llamada (EAP), se produce cuando las arterias de las piernas se endurecen, haciendo que el flujo de sangre a las piernas y los pies disminuya considerablemente. Como parte de tu tratamiento para combatir la EAP, tu médico puede recomendarte hacer cambios en tu dieta y realizar un poco de ejercicio que contribuya a mejorar la circulación en las piernas. Las causas subyacentes del EAP se pueden combatir mediante la dieta y el ejercicio, así, lo mismo que el colesterol alto, la diabetes, la presión arterial alta y las enfermedades del corazón.

Características

Durante tus comidas diarias, consume una dieta bien balanceada compuesta en su mayoría por frutas, verduras, granos enteros y fuentes de proteína magra. Recuerda que lo más recomendable es que tu dieta sea baja en grasas y calorías a fin de evitar el aumento de peso. Si ya estás experimentando sobrepeso, tienes más probabilidades de desarrollar problemas de circulación en las piernas. La American Heart Association recomienda comer pescados con alto contenido en ácidos grasos omega-3 como el salmón, el arenque y las sardinas, dos veces por semana. Los alimentos integrales como los cereales, las frutas, las verduras, el pan de trigo integral y las pastas, también pueden ayudar a reducir el colesterol.

Tipos

Dado que la diabetes también puede ser causa de mala circulación en piernas y pies, es importante vigilar tus niveles de azúcar en sangre. Evita el consumo de alimentos con alto contenido de azúcar, como es el caso de los productos horneados, los dulces, los zumos de fruta, los refrescos carbonatados, lo cereales azucarados, los helados y el azúcar de mesa. En tu caso, se recomienda que lleves un conteo de carbohidratos y que mantengas bajo control tu consumo de azúcar por medio de una dieta a base de proteína magra como pollo o pavo, pescado, legumbres y verduras.

Da una caminata

De acuerdo con un estudio del año 2006 publicado en el "South African Journal of Sports Medicine", se sabe que tanto los ejercicios de baja intensidad como los de alta intensidad son beneficiosos para los pacientes que sufren de EAP. Caminar a paso moderado y descansar a intervalos contribuye a tratar la mala circulación en las piernas. Camina a un ritmo constante hasta que sientas cansancio o un poco de malestar. Una vez que dichas sensaciones cesen, reinicia la marcha. Trata de realizar al menos 30 minutos de caminata por día.

Entrenamiento de fuerza

Los ejercicios de entrenamiento de fuerza para las piernas pueden mejorar los síntomas de mala circulación, de acuerdo con un estudio del año 2009 realizado en la Northwestern University's Feinberg School of Medicine. Los sujetos sometidos a estudio que usaron máquinas de resistencia para trabajar las piernas, fueron capaces de caminar durante períodos más largos, además de que reportaron una mejoría importante en los síntomas EAP. Las rutinas de ejercicios incluyeron la realización de extensiones de rodilla (knee extensions), flexiones invertidas de piernas (leg curls) y prensas de piernas (leg presses).

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por pei pei