Ejercicios de alargamiento de Pilates

Ya sea que estés buscando un nuevo tipo de ejercicio o simplemente quieras añadir un poco de variedad a tu plan de entrenamiento actual, los ejercicios de Pilates ofrecen numerosos beneficios. En particular, pueden ayudar a alargar y relajar los músculos, mejorar la flexibilidad y la fuerza de la base. Los ejercicios de Pilates son generalmente sencillos, y la mayor parte e ellos no requiere ningún equipo, utilizando sólo tu propio peso corporal como resistencia.

Prueba el Ab Prep

El Ab Prep es uno de los ejercicios de Pilates más eficaces para los músculos abdominales, que ayuda a alargar y tonificar tu diafragma. Acuéstate sobre tu espalda, con las piernas dobladas, los pies planos en el suelo y los brazos extendidos a los lados. Involucra a tu torso, metiéndolo en la parte inferior del abdomen, y luego levanta lentamente la cabeza y los hombros de la estera. Mantén la posición durante un momento, luego baja de nuevo a tu posición inicial.

Forma un puente

El ejercicio del puente se enfoca en la parte inferior del cuerpo, principalmente trasero y muslos. También ayuda a fortalecer el torso. Acuéstate en el suelo sobre tu espalda, las piernas dobladas, los pies al ancho de las caderas y apoyados en el suelo. Coloca tus brazos abajo a los costados. Manteniendo el resto del cuerpo rígido, eleva las caderas hacia el techo, formando una línea recta desde las costillas hasta las rodillas. Mantén la posición un momento antes de regresar a tu posición original.

Hermosa como un cisne

Para alargar los músculos abdominales y los glúteos, prueba el ejercicio del cisne. Acuéstate boca abajo en el suelo, formando una línea recta con el cuerpo, los dedos de los pies apuntando lejos de ti, las palmas de las manos en el suelo al lado de tus hombros. Separa el torso para del piso, apoyando tu peso sobre las manos, arqueando la espalda y mirando hacia arriba. Manténte quieta en tu lugar y después regresa a tu posición original.

Servir a distancia

Para alargar los músculos de los brazos, incluyendo los bíceps y tríceps de tus brazos, la charola de servicio es un ejercicio de Pilates efectivo; inténtalo. Párate erguida, con los brazos doblados en un ángulo de 90 grados, las palmas planas y hacia arriba. Contrae el torso y extiende los brazos hacia el frente, manteniendo las palmas hacia arriba. Poco a poco regresa nuevamente tus brazos, volviendo a la posición de inicio.

Maximiza los beneficios del alargamiento

Para maximizar los beneficios de tus ejercicios de Pilates, completar una sola serie de 15 a 20 repeticiones por cada ejercicio, por lo menos tres o cuatro veces a la semana. Además, siempre debes realizar cuando menos cinco o 10 minutos de estiramiento al finalizar A pesar de que la mayoría de los ejercicios de Pilates ya están estirando el cuerpo, este tiempo adicional de estiramiento le dará a tu cuerpo tiempo para refrescarse después del ejercicio y mejorará los resultados. Dale preferencia a los estiramientos estáticos, que son más eficaces después del ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle dawn | Traducido por sergio mendoza