Ejercicios de alargamiento para pantorrillas grandes

Pregunta a cualquier culturista y te dirá que las pantorrillas son una de las pocas partes del cuerpo que no responden bien al ejercicio, sin importar lo duro que las entrenes. Algunas personas son bendecidas con grandes músculos de pantorrilla estéticos, y algunos están atrapados con otras que prefieren no mostrar. Aunque puedes mejorar la definición de estos músculos trabajándolos con ejercicios específicos, en cuanto a cambiar la forma de la pantorrilla, especialmente alargarla, es básicamente imposible.

La anatomía de la pantorrilla

Los músculos superficiales de la pantorrilla de los que te ocuparías son los gastrocnemiosm que son apodados gemelos (la parte anterior del músculo de la pantorrilla), el sóleo (los músculos que se estrechan por los lados en el tobillo), y, posiblemente, el peroneo largo del dedo gordo (el músculo lateral de la pantorrilla). Probablemente, desearías tener cabezas de gemelos y endurecer el sóleo, lo que crearía un tobillo largo y fino con la mayoría de los músculos más cerca de la rodilla.

El problema

La longitud del gemelo es dependiente de la longitud de tu tendón de Aquiles. Y si pudieras tirar del gemelo, por lo tanto, tendrías que romper tu Aquiles y nunca caminar correctamente, nunca más. El Aquiles se ensambla con básicamente cero holgura, de modo que cuando lo necesitas para correr o saltar en una situación de emergencia, el pie es máximamente sensible. El punto es que no hay ejercicio que realmente vaya a cambiar la longitud de los músculos de la pantorrilla de la manera que puedes alargar la masa con las manos. El punto de disparo, la liberación miofascial, e incluso la práctica del yoga son eficaces para conseguir que los filamentos deslizantes de tus músculos se relajen los sarcómeros microscópicas y crean un músculo suelto, más ágil. Estas prácticas son beneficiosas para el rendimiento muscular y la disposición interna del músculo, pero en realidad no cambian la apariencia externa del músculo, de la misma manera que estirar tus piernas no te hará más alto.

Piensa como un mago

Un mago es realmente un experto en la mala dirección, que tiene el público mirando a un lado para que se pierda las piezas importantes que revelan cosas. Crea magia con tus pantorrillas haciendo que aparezcan más largas y más delgadas con sólo mostrar su verdadero carácter. En primer lugar, comienza carreras de velocidad y salto de obstáculos, en la hierba, en la arena, cuesta arriba y hasta las gradas. Cuantos más movimientos de alto impacto a máxima velocidad hagas, más apretados se volverán los músculos de la pantorrilla para adaptarse a la intensidad del trabajo que realizan. Esto mostrará una pantorrilla dinámica y elegante en vez de una zona carnosa donde confiar en que los seres humanos suelen tener los músculos.

El acto final del mago

Ahora que estás corriendo y saltando, es el momento de cerrar el acto con el punto culminante de la feria: la nutrición. Si tienes pantorrillas gruesas, con mucha carne con las que no estás satisfecho, podrías tener alguna zona inoportuna extra en otras áreas de tu cuerpo. Elimina todo el azúcar, sobre todo la fructosa, come mucha proteína animal y grasas saludables, y elimina todo el consumo de hidratos de carbono inflamatorio, nada de trigo ni soja ni basado en maíz. Mantente hidratado y tus niveles de insulina bajos te promoverá a capitán de la brigada de la quema de grasa y ayudará a modelar las pantorrillas de tus sueños.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan mess | Traducido por carlos alberto feruglio