Ejercicios para aflojar los músculos de la cara

Los ejercicios faciales pueden ser la forma efectiva para estirar los más de 50 músculos que forman la estructura de tu cara. Mediante el uso de ejercicios para relajar los músculos de la cara, se puede lograr un aspecto más juvenil esencialmente dándote un estiramiento de cara natural. Estos ejercicios simples pueden ser utilizados por cualquier persona, desde niños hasta ancianos, para ayudar a reducir la tensión y estirar los músculos de la cara.

Yoga facial

El yoga facial es un tipo de ejercicio facial que ayuda a estimular la circulación sanguínea y la relajación en los músculos de la cara. Una de las técnicas básicas del yoga facial es calentar primero las palmas de las manos frotándolas juntas durante varios segundos y luego colocar cada mano sobre los ojos. Luego, quieres realizar movimientos circulares alrededor de los ojos con las palmas, lo que ayudará a aumentar la circulación sanguínea en esta zona de la cara. Además de aliviar la tensión muscular alrededor de las cuencas de los ojos, también es efectivo para reducir los círculos negros alrededor de los mismos. Un segundo tipo de yoga facial consiste en masajear la cara entera, en un esfuerzo por mejorar la circulación de la sangre a casi todos los músculos de la cara. Para utilizar esta técnica, primero inhala/exhala rápidamente durante un conteo de 10 para que la sangre fluya. A continuación, inicia en la barbilla con ambas manos y masajea suavemente hasta la frente usando pequeños movimientos circulares con ambos conjuntos de dedos.

Estiramiento de mandíbula

Afloja los músculos que controlan las mandíbulas mediante el estiramiento de la mandíbula inferior. Abre la boca alrededor de una pulgada (2,54 cm) y mueve la mandíbula inferior hacia la derecha lo más lejos que puedas sin experimentar ningún dolor. Sostén aquí durante unos dos segundos antes de relajar. Realiza un lado a la vez y completa un total de 10 repeticiones para cada lado. Asegúrate de que tu boca permanezca abierta aproximadamente una pulgada (2,54 cm) durante este ejercicio.

Sonrisa

Simplemente sonreir ayuda a aflojar la mayor parte de los músculos faciales de la cara, incluyendo los que controlan las mejillas, los labios y los ojos. Sonríe tan amplio como sea posible, mantén por un momento, relaja la cara. Haz por lo menos 10 repeticiones por serie.

Relajación muscular progresiva

Esta técnica está diseñada para promover la relajación del cuerpo completo, pero también puede ser modificada para relajar cualquier parte del cuerpo, tal como los músculos de la cara. Antes de comenzar, debes encontrar un lugar tranquilo donde puedas sentarte y relajarte. Cierra los ojos todo el tiempo y haz unas cuantas respiraciones profundas antes de comenzar. Para empezar, tensiona los músculos de tu cara tanto como puedas usando muecas de expresiones faciales; mantén durante 10 segundos y luego suelta. Haz varias respiraciones profundas y sentirás tus músculos faciales comenzando a relajarse. Alternativamente, puedes centrarte en los músculos faciales superiores primero y trabaja a los músculos de la mandíbula y el cuello al final. Prueba ambos sentidos y ve cuál funciona mejor para ti. Las claves para aflojar los músculos de la cara utilizando esta técnica es permanecer en una posición cómoda con los ojos cerrados y respirar profundamente durante todo el tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph eitel | Traducido por maría di nucci