Ejercicios aeróbicos acuáticos para adultos mayores

Los ejercicios aeróbicos acuáticos para los adultos mayores causan menos impacto sobre las articulaciones que los ejercicios en la tierra, como correr. La flotabilidad natural del agua, su resistencia, efecto de enfriamiento y disminución del impacto sobre las articulaciones, la hacen un medio ideal de ejercicio para los adultos mayores. Las enfermedades como diabetes, artritis, menopausia, problemas cardiovasculares, de espalda y la osteoporosis se pueden beneficiar de los aeróbicos en el agua, comenta la Aquatic Exercise Association.

Caminata en la piscina

Puedes obtener ejercicios aeróbicos benéficos a través de la caminata en la piscina, la cual puedes realizar en la parte menos profunda de la piscina. Sostén la orilla de la piscina y utiliza calzado para agua para tener más estabilidad y tracción. Agregar unas mancuernas, flotadores de mano o botas con pesas a tu rutina te ayudará a quemar más calorías y crear resistencia adicional para tus músculos. Incrementar la velocidad de tu caminar, siempre y cuando no incrementes el impacto del ejercicio, es también efectivo.

Ejercicio para el cuerpo inferior

Columpiar las piernas es un elemento clave en el régimen de ejercicios aeróbicos para la parte inferior de tu cuerpo. Párate con el agua hasta tu pecho y el lado izquierdo de tu cuerpo contra la pared de la piscina. Coloca tu mano izquierda en la orilla para mantener el equilibrio. Con las piernas rectas, lentamente levanta tu pierna derecha hacia adelante y elévala por cinco segundos. Columpia tu pierna hacia atrás y realiza el ciclo cinco veces completas. Descansa por algunos segundos antes de repetir el ejercicio con la pierna izquierda.

Esquiar a campo traviesa

Realizar un ejercicio aeróbico acuático que imita esquiar a campo traviesa te dará un ejercicio para todo el cuerpo. Párate con el nivel de agua entre los hombros y la cintura y mueve tus brazos y piernas de atrás hacia adelante como si estuvieses esquiando. Dobla tus brazos en el codo para que la parte inferior de tu brazo esté paralela al piso de la piscina. Mueve tu brazo derecho hacia el frente al mismo tiempo que tu pierna izquierda y viceversa. Este movimiento es similar a caminar. Asegúrate de que tus pies alcancen el fondo de la piscina. Realiza este ejercicio aeróbico en intervalos de 60 segundos e incrementa gradualmente cada intervalo conforme te vayas acostumbrando al movimiento.

Ejercicio para el cuerpo superior

Trabajar tu cuerpo superior requiere de que te muevas a un nivel mas hondo de la piscina hasta que el nivel alcance tu cuello. Levanta ambos brazos delante de ti manteniéndolos dentro del agua. Asegúrate de que tus brazos estén derechos y entonces realiza movimientos circulares pequeños e incremente gradualmente el tamaño de los círculos. Realiza cinco círculos en sentido de las manecillas del reloj y cinco en dirección contraria. Regresa a la posición neutral y, cuando estés listo, repite el ejercicio cinco veces. No levantes las manos fuera del agua mientras realizas el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por crystal welch | Traducido por glen boyd