Ejercicios para adultos mayores

El ejercicio puede tener efectos en la vitalidad de una persona mayor y su bienestar general. Mantenerse activo puede ayudar a reducir el dolor y la rigidez, mejorar los niveles de energía y aumentar la fuerza. Los adultos mayores que hacen ejercicio tienen más movilidad e independencia. Las personas mayores necesitan una mezcla de cuatro tipos de ejercicios: resistencia, fortalecimiento, estiramiento y equilibrio. Tu rutina puede ser simple y no tiene por qué implicar equipo complicado o costoso.

Resistencia

Los ejercicios de resistencia, benefician al sistema circulatorio y al corazón, como caminar, andar en bicicleta, nadar y bailar. Rebotar en un mini trampolín puede ser un ejercicio ideal para personas mayores, ya que es suave, mientras que es muy beneficioso para el cuerpo. Si ya estás activo y en buena forma física, trata ejercicios de resistencia más vigorosos, como senderismo, correr o jugar al tenis. Haz ejercicio con un amigo que te mantenga motivado y proporcione una valiosa interacción social. El ejercicio al aire libre puede ser preferible, dependiendo del clima y la estación, debido a que obtienes el aire fresco muy necesario y la vitamina D de la luz solar a la vez.

Fortalecimiento

Las actividades de fortalecimiento, construyen músculo, estimulan el metabolismo y fortalecen los huesos, éstas incluyen el levantamiento de pesas, utilizar bandas de resistencia, sentadillas sosteniéndote de una silla o haciendo flexiones en la pared. El metabolismo se desacelera a medida que una persona envejece, pero el ejercicio de fortalecimiento puede contrarrestar eso y ayudar a perder peso también. Huesos fuertes son necesarios para la prevención de la osteoporosis y la pérdida ósea y los músculos fuertes pueden ayudar en la realización de tareas cotidianas como levantar el mandado y las tareas domésticas. Únete a una clase de ejercicios de fortalecimiento en el gimnasio local, centro de recreación de la ciudad o el centro para personas mayores que puede proporcionar un beneficio adicional a la interacción social, lo cual es muy importante para las personas mayores.

Estiramientos

Mantener la flexibilidad es una ventaja clave de los ejercicios de estiramiento, que puede incluir una única disciplina como el yoga o pilates, o pueden ser incorporados como un prólogo a los otros tres tipos de ejercicio. Siempre estira antes de iniciar tu ejercicio de resistencia y ejercicios de fortalecimiento. Para un simple estiramiento, siéntate cerca de la parte frontal de una silla e inclínate hacia atrás en tus manos. Estira las piernas frente a ti. Estira los pies y los tobillos, extendiendo los pies lejos de tu cuerpo. Algunos lugares ofrecen clases de estiramiento y ejercicios diseñados específicamente para la tercera edad, con los ejercicios y los niveles de intensidad adecuados para los adultos mayores.

Equilibrio

Los ejercicios de equilibrio pueden reducir al mínimo el riesgo de caídas, lo que puede dar lugar a complicaciones graves para las personas mayores. También pueden mejorar la postura y mecánica corporal. Algunos ejercicios de equilibrio simples que puedes hacer en cualquier lugar sin necesidad de equipo incluyen pararse en un pie, o subir y bajar de una silla sin aferrarse a la silla. También puedes tratar de caminar de talón a punta, colocando el talón directamente delante de los dedos del pie opuesto al caminar.

Consideraciones

Mantente bien hidratado durante el ejercicio bebiendo mucha agua. Nunca se es demasiado viejo para comenzar o reanudar un programa de ejercicios. Los jubilados que no hayan ejercido recientemente aún pueden ponerse en forma y sentirse mejor en el proceso. Las personas mayores deben poner mucha cautela al hacer ejercicio, especialmente cuando acaba de empezar a ponerse en forma después de un período sedentario. Para reducir el riesgo de lesiones y caídas, comienza despacio y aumenta gradualmente a más repeticiones y ejercicios más difíciles en su rutina. Deja de hacer ejercicio inmediatamente y comunícate con tu profesional de la salud si presentas síntomas como dolor de pecho, dificultad para respirar o mareos, o si te caes o te haces daño durante el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por judy wilson | Traducido por sandra magali chávez esqueda