Ejercicios para adelgazar la cara

Mejillas redondas o gordas pueden hacer que la cara luzca pesada y mayor, incluso en individuos que tienen un peso corporal saludable. Las dietas y los ejercicios regulares pueden no afectar los depósitos de grasa en las mejillas y la cara. La gravedad y la edad pueden estirar y aflojar los músculos de la mejilla y de la barbilla, causando la aparición de papada en la mandíbula y cuello. Los músculos faciales tienen que estar aislados, concentrados y ejercitados tanto como los músculos del cuerpo para adelgazar.

Adelgazar mejillas gordas

Para adelgazar y reafirmar las mejillas redondas de ardilla intenta este ejercicio facial. Mientras estás sentado o parado derecho, inclina tu cabeza hacia atrás para ver el techo y empuja tu barbilla hacia afuera. Al mismo tiempo succiona las mejillas hacia adentro tanto como sea posible. Mantén esta posición por cinco segundos, relaja y repite 10 a 15 veces.

Define los pómulos

Adelgaza y levanta las mejillas para prevenir la apariencia de papada y definir los pómulos con este ejercicio. Siéntate o ponte de pie y coloca tus dedos en cada pómulo para levantar gentilmente la piel hacia arriba sobre los pómulos. Abre tu boca para formar una forma ovalada larga. Mantén esto por cinco segundos, relaja y repite. Debes sentir resistencia en los músculos de las mejillas; esto tonifica y adelgaza la cara.

Adelgaza la parte baja de la cara

Para disminuir la grasa alrededor de la boca y la barbilla, trabaja estos músculos usando dos dedos de cada mano para gentilmente jalar hacia abajo las esquinas de la boca para fruncirla. Mientras sostienes esta posición para crear resistencia muscular, jala la boca hacia arriba sonriendo mientras mantienes los labios cerrados. Cuenta hasta cinco antes de relajar y repetir.

Adelgaza y tonifica la mandíbula

La papada y la grasa de la línea de la mandíbula puede causar una cara pesada y caída. Para afilar las características y tonificar la línea de la mandíbula intenta estos ejercicios para adelgazar la cara. Mientras estás sentado o de pie, inclina tu cabeza hacia atrás y mira hacia el techo. Mueve tu labio inferior sobre el labio superior tan lejos como sea posible. Debe sentir resistencia en los músculos el cuello y mandíbula cerca de las orejas. Mantén esto por una cuenta de cinco a 10, relaja y repite hasta 15 veces. Intenta este ejercicio que usa los músculos de la lengua y el cuello para reducir la barbilla y la papada. Recuéstate en una cama de forma que tu cabeza cuelgue en el borde. Presiona tu lengua hacia el techo de tu boca y lentamente levanta tu cabeza para que tu barbilla apunte hacia el pecho. Mantén esta posición contando hasta cinco. Relaja y repite cinco a 10 veces.

Más galerías de fotos



Escrito por noreen kassem | Traducido por esther guerrero