Ejercicios acuáticos para la artritis

Los ejercicios acuáticos ayuda a reducir el dolor y mejorar la función para las personas que sufren de artritis, según indica la Arthritis Foundation. Esta es una opción para las personas que son sedentarias y se ven intimidadas por los ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento. Es mejor comenzar tu programa lentamente para evitar el sobre esfuerzo. Además, antes de cada sesión de ejercicio, toma tiempo para relajarte y disfrutar un poco de agua. Muchos ejercicios se pueden realizar ya sea de pie dentro de la piscina o sentado en un spa. Inicia con unas cuantas repeticiones de cada ejercicio y trabaja hasta ocho a 15 repeticiones, si es posible.

Hombros y brazos

Trabaja tus hombros con un estiramiento delantero de los brazos, recomienda la University of Washington Orthopedics and Sports Medicine de Seattle. Levanta los brazos hacia arriba y adelante tanto puedas. Utiliza un brazo a la vez si uno de ellos es débil, ayudando al brazo débil con el más fuerte. Trabaja más los brazos estirando el brazo hacia un lado. Levanta el brazo lateral y lentamente. Mantén las palmas viendo hacia abajo. Sube hasta el nivel de los hombros. Baja los brazos y repite. Realiza círculos con tus brazos levantando los brazos hacia adelante, manteniendo los brazos unas cuantas pulgadas debajo del agua. Con los codos derechos haz círculos con tus brazos. Haz los círculos más y más grandes y después más y más pequeños.

Codos

Fortalece tus codos doblándolos debajo del agua y llevando tus pulgares hacia tus hombros. Estira los codo de nuevo. Después, voltea los brazos para que tus palmas vean hacia abajo y dobla los codos, llevando las puntas de tus dedos hacia tus hombros. Endereza los codos, manteniendo las palmas hacia abajo, sugiere la UWOSM.

Tobillos y dedos de los pies

Realiza una flexión de tobillos sentado en un punto que le de apoyo a tu espalda y enderezando las rodillas. Dobla los tobillos y apunta tus dedos hacia abajo. Después apunta los dedos hacia arriba. Seguido, frunce y endereza los dedos. Finalmente, realiza círculos hacia adentro con tu pie moviendo tu tobillo. seguido de círculos hacia afuera. Realiza estos ejercicios para cada tobillo y pie, sugiere la UWOSM.

Rodillas y cadera

Trabaja en la fuerza de las rodillas levantando un pie y enderezando la rodilla. Sostén la posición por tres segundos antes de bajar, de acuerdo con la UWOSM. Trabaja la cadera sentándote a la orilla de una silla y endereza una rodilla. Mueve tu pierna hacia un lado y sostén esta posición por tres segundos. Regresa al centro y repite el movimiento con la otra pierna.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por glen boyd