Ejercicios acrobáticos

Hacer abdominales no es la única forma de ponerse en forma. Los saltos, trepadas, giros y otros movimientos acrobáticos también pueden brindar los resultados que deseas para un régimen de ejercicios. Varios deportes, como la gimnasia, la danza en el caño y el parkour involucran distintos tipos de ejercicios acrobáticos. Además de añadir variaciones a tu rutina de entrenamiento habitual, las acrobacias pueden mejorar la flexibilidad y desarrollar la fuerza. Y no necesitarás ser un acróbata entrenado para hacerlas. Muchos ejercicios acrobáticos son lo suficientemente simples como par que los principiantes puedan aprenderlos.

Roll hacia adelante

Un roll hacia adelante es un movimiento acrobático en el cual el cuerpo de una persona se mueve de forma circular con los pies pasando por sobre la cabeza. Los saltos mortales no son sólo un movimiento acrobático de principiante que ayuda a mejorar la flexibilidad, sino que también puede contribuir mejorando la estabilidad. Comienza con los pies en posición de sentadilla (squat), colocando las manos sobre el suelo en separadas por la distancia de los hombros. Coloca la cabeza hacia adentro y comienza a moverte hacia adelante hasta que tu cabeza toque el suelo. Sigue el momento, moviéndote hacia adelante para comenzar a girar con tu espalda redondeada.

Volteretas laterales

Las volteretas laterales son un ejercicio acrobático comúnmente visto en gimnasia. Se trata de un movimiento rotativo lateral en el que viajas sobre el suelo con el cuerpo invertido y las piernas sobre el cuerpo para aterrizar en la posición inicial. Las volteretas laterales son la base de saltos más avanzados practicados en acrobacia. Comienza haciendo una estocada con el pie que prefieras adelante y llevando los brazos por sobre la cabeza. Continúa transfiriendo tu peso a la pierna de adelante, y coloca tus manos sobre el suelo de una a la vez. La primera mano debe ser la del lado de la pierna de adelante en la estocada. Patea con las piernas hacia arriba, manteniendo el cuerpo de costado y formando una "V" invertida con las piernas en el aire. Lleva tus pies hacia abajo de a una, recordando que la primera pierna en aterrizar es la que se elevó última.

Verticales

En una vertical, el equilibrio está en tus manos y los pies se elevan en el aire, y se trata de un movimiento acrobático visto con frecuencia en gimnasia, bailes de porristas, danza e incluso en karate. Se trata también de un ejercicio básico que ayuda a desarrollar la fuerza y los músculos del núcleo , y que se puede aplicar a movimiento sy trucos más complejos. Hacerlo también puede fortalecer tus brazos y hombros. Las verticales son mucho más fáciles de aprender apoyándose primero contra una pared. Comienza colocando tus manos a unas 6 pulgadas de la pared. Luego patea con los pies hacia arriba, presionando tu cabeza contra la pared. Una vez que los pies están en una posición estable, mueve lentamente las piernas para sepáralas de la pared y que ya no estén apoyadas en ella. Por último, mueve la cabeza lejos y sostén la posición por algunos segundos.

Habilidades en el aire

Las demostraciones de habilidades aéreas a menudo se reconocen como ejercicios acrobáticos hechos en los actos de circo. Sin embargo, ahora es un tipo de ejercicios que se puede practicar en gimnasios. Debes trepar por dos largas tiras de tela suspendidas de un techo alto. Mientras que la mayoría de los movimientos implican estar suspendidos al menos 19 pies en el aire, los principiantes no están a más de 1 pie del suelo. Un ejercicio común para principiantes involucra empujar tu cuerpo hacia arriba con las manos, algo similar a una dominada con barra. Primero sostén la tela y envuélvela sobre tus brazos dos veces. Junta los pies y eleva las piernas en un ángulo de 90°, usando la fuerza del núcleo del cuerpo y los brazos.

Más galerías de fotos



Escrito por t. marice huggins | Traducido por mike tazenda