Ejercicios de acondicionamiento para el kickboxing

Como todos los deportes de lucha, el kickboxing exige un acondicionamiento superior. En el momento que la fatiga se hace presente, un kickboxer se vuelve vulnerable, arriesgándose, además de ser derrotado, a tener una lesión también. Mientras más duro entrena un kickboxer, más fácil será la lucha. Realizar ejercicios de acondicionamiento garantiza la suficiente fuerza y resistencia para superar a los rivales más duros.

Combinaciones


Los kickboxers necesitan entrenar varias veces a la semana para mantener sus habilidades a punto.

Los kickboxers necesitan entrenar varias veces a la semana para mantener sus habilidades a punto. Sin embargo, si no hay rivales disponibles para entrenar, los kickboxers pueden trabajar sus combinaciones con un saco o en frente de un espejo para practicar las técnicas de golpeo adecuadas. Una combinación de cinco golpes incluyendo un jab de izquierda, cruzar a la derecha de la cabeza, un gancho de izquierda a las costillas, un gancho de izquierda a la mandíbula, y un cruzado de derecha a la cabeza, ofrece un perfecto entrenamiento. Trata de disparar todos los cinco golpes en menos de dos segundos. A medida que el entrenamiento avanza, mezcla las patadas circulares y el golpe a las piernas para aumentar la intensidad.

Saco pesado


El trabajo con el saco dando patadas y puñetazos prueba y aumenta la resistencia cardiovascular.

El fiable saco pesado proporciona al kickboxer innumerables oportunidades de acondicionamiento. El trabajo con el saco dando patadas y puñetazos prueba y aumenta la resistencia cardiovascular, junto con las técnicas de golpeo adecuadas. Un ejercitamiento de muestra sería trabajar el saco en segmentos de tres minutos para simular rondas. Cada ronda de entrenamiento se puede dedicar a una habilidad específica, con una ronda con nada más que patadas circulares y la próxima ronda sólo golpes.

Pelota medicinal


Esta acción estimula la respiración adecuada y endurece los músculos de la base, y los prepara para absorber golpes y patadas.

Poco más que una gran bola de peluche, las pelotas medicinales pesan entre 2 y 25 y libras (917,18 g - 11 kg) y se pueden utilizar en varios ejercicios para fortalecer los músculos y aumentar la resistencia. Los kickboxers necesitan un socio para obtener el máximo provecho de la formación de la pelota medicinal. Un ejercitamiento común es, con un compañero de entrenamiento lanza el balón medicinal a el abdomen de tú compañero, que permite que el balón golpee y luego lo atrapas. Esta acción estimula la respiración adecuada y endurece los músculos de la base, y los prepara para absorber golpes y patadas. El kickboxer también puede realizar abdominales, sosteniendo el balón medicinal sobre la cabeza y tirándolo hacia arriba a su compañero permanente. La pareja, baja el balón en el abdomen del kickboxer para repetir el movimiento. Este ejercicio de nuevo fortalecerá los músculos de la base al mismo tiempo que la construcción de los brazos y los hombros para mejorar la potencia de tus golpes.

Correr


Aunque te acondiciones para el kickboxing, no existe ningún sustituto para el viejo entrenamiento de correr.

Aunque te acondiciones para el kickboxing, no existe ningún sustituto para el viejo entrenamiento de correr. Correr proporciona al cuerpo un entrenamiento aeróbico completo y aumenta la resistencia, lo que garantiza la energía suficiente para los partidos agotadores. Trata de correr 3 millas (4,8 km), alternando sprints y el correr normal ejecutandolos cada cuarto de una milla (0,4 km). Variando la velocidad de tal manera que no sólo mantengas el entrenamiento fresco, sino que también ayudes al cuerpo a prepararse para realizar sus niveles más altos.

Más galerías de fotos



Escrito por william lynch | Traducido por gabriela martinez