Ejercicios de acondicionamiento de béisbol

Como muchos deportes, el acondicionamiento para béisbol se ha convertido en una actividad de todo el año. La incorporación de ejercicios de acondicionamiento ayuda a maximizar el rendimiento y minimizar las lesiones. Al prepararte para una larga temporada, concéntrate en ejercicios que mejorarán la velocidad, fuerza y ​​agilidad. Centrate en la repetición e incorporar períodos cortos de descanso entre ejercicios.

Ejercicio de correr de los dulces 16

Este ejercicio ayuda a aumentar la velocidad y la aceleración. Comienza haciendo una marca de 90 pies de distancia, que es la distancia desde el plato del home a primera base. Establece un temporizador de 60 segundos y trata de ir y venir entre la línea 16 veces. Anota el número de veces que llegas a la línea para hacer un seguimiento de tu progreso y establecer metas futuras. Este ejercicio se hace más efectivo después de la práctica regular y justo antes de la recta final.

Ejercicios pliométricos específicos de béisbol


Estirar tus piernas no sólo es importante para correr, sino también para lanzar y golpear la pelota.

Las estocadas de salto, las cuclillas, grandes saltos y escaladores son ejercicios de ganancia vertical que mejoran la fuerza corporal inferior. Los ejercicios de ganancia vertical incrementan tu capacidad de explotar hacia adelante. Esto es particularmente necesario al hacer movimientos inferiores del cuerpo durante ciertas jugadas. Estos entrenamientos se deben incorporar en tu rutina semanal de dos a tres veces por semana. Permítete días en el medio para descansar y evitar lesiones por sobrecarga.

Fildeo de media luna en béisbol

Este ejercicio aumenta la agilidad que te permite practicar una ubicación adecuada. Establece cinco conos en forma de media luna y párate en el centro, corre a cada cono y toma la pelota que rueda hacia ti, lanzada por un compañero. Utiliza una postura baja y amplia y trabaja a cada lado, moviéndote de izquierda a derecha, volver al centro después de fildear la bola y repetir. Usa paradas de hockey para cambiar efectivamente las direcciones. Completa esta un total de seis veces la serie, tres veces en cada lado. Haz este ejercicio una vez a la semana.

Ejercicios pro-agilidad

Este ejercicio hace hincapié en la velocidad, la agilidad y la capacidad de cambiar de dirección rápidamente. Comienza en una parada de dos puntos, mientras que te paras en la línea de salida y comienza a la izquierda o la derecha y corre a toda velocidad por cinco yardas y toca la línea. Luego gira y correr 10 yardas y toca la línea nuevamente. Finalmente, gira y corre cinco yardas a la línea de meta. Realiza este ejercicio de dos a cuatro veces con un descanso de un minuto entre cada repetición. Haz el ejercicio dos veces a la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por heather steele | Traducido por franco castro