Ejercicios abdominales para reducir la grasa del ombligo

Ya sea que le eches la culpa a la edad, a la genética, a las hormonas o a un estilo de vida poco saludable, no hay nada lindo sobre la grasa del ombligo. Esa protuberancia en el bajo abdomen a menudo invade a las mujeres y es difícil, pero no imposible de quitar. Los ejercicios adecuados pueden ayudar a bajar y afirmar la parte inferior de tu abdomen. Siempre que seas consistente y determinada, pronto le podrás decir "adiós" a esa grasa en el ombligo.

La reducción puntual es imposible

Antes de empezar ejercicios abdominales, comprende que la reducción de grasas focalizada en tu estómago con ejercicios de fortalecimiento abdominal es imposible. Estos ejercicios solo tienen un efecto fortificante y tonificante. Debes enfocarte en reducir la grasa de todo tu cuerpo a través de una dieta y de ejercicios para reducir las grasas en las zonas problemáticas, incluyendo los abdominales. Los ejercicios de fuerza tonificarán los músculos abdominales para darte más definición y forma.

Ejercicio cardíaco para reducir la panza

Podrías no pensar en los ejercicios cardíacos como trabajo abdominal, pero es un requisito para reducir la grasa en tu bajo abdomen. Una hora de estos ejercicios por día puede ayudarte a perder la soltura del abdomen, especialmente si incluyen uno o dos sesiones de intervalos de alta intensidad. Según el American Council on Exercise, este tipo de entrenamiento reduce de manera efectiva la grasa abdominal. Los intervalos requieren que alternes entre uno minuto de ejercicio vigoroso y dos minutos de recuperación. Por ejemplo, corre rápidamente por un minuto y luego trota a un ritmo moderado para una recuperación de dos minutos. Realiza esto por unos 20 minutos. Los intervalos también pueden hacerse en la bicicleta fija, la máquina elíptica y el escalador.

Ejercicios abdominales enfocados

Al levantar las rodillas o las piernas, puedes apuntar a la parte inferior de tu región abdominal. Realiza levantamientos de rodilla mientras cuelgas de una barra, haz círculos de piernas mientras te acuestas boca arriba en el suelo y abre y cierra las piernas hacia arriba y abajo o crúzalas entre sí mientras están a 45 o 30 grados. Durante los ejercicios del suelo, debes eliminar el espacio entre la baja espalda y el suelo contrayendo la columna. Colocar tus manos debajo de las nalgas puede hacer que sea más fácil este ejercicio. Realiza dos a tres series de 10 a 20 repeticiones para cada ejercicio.

Ejercicios de entrenamiento de circuito

El entrenamiento de fuerza de cuerpo completo ayuda a mantener el tejido muscular, que activa el metabolismo y puede ayudarte a perder grasas, incluyendo esa grasa en tu ombligo. El entrenamiento de circuito le suma ejercicios cardíacos a la ecuación, lo que te da lo mejor de ambos mundos. Estos tipos de entrenamiento son mejores de dos a tres veces por semana. Un circuitos requiere que trabajes a través de una serie de seis a quince ejercicios con descansos mínimos. Por ejemplo, realiza círculos de piernas acostada seguido de saltos. Luego realiza prensas de banco y estocadas, seguido de salto a la soga. Luego de esto, realiza el ejercicio de la placa y prensas superiores. Crea tu propia variedad de ejercicios para evitar aburrirte.

Cosas a considerar

Una dieta nutritiva, de calorías reducidas es esencial para perder la grasas abdominal. Continuar comiendo de manera poco saludable, con alimentos que saboteen la dieta puede afectar de manera negativa en los resultados incluso cuando estés quemando calorías con los ejercicios. Limitar el azúcar, el colesterol, la sal y las grasas trans y saturadas, mientras comes porciones más pequeñas y escoges bocadillos bajos en calorías y saludables como frutas y vegetales, puede hacer una gran diferencia. Además, antes de comenzar tu camino a la reducción de esa grasa molesta, consulta a tu médico, particularmente si tienes enfermedades o lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por sebastian castro