¿Hacer ejercicios abdominales quemará grasa del estómago?

La reducción de un lugar con grasa es un mito generalizado. Ejercitar tu estómago no hará que sea más pequeño. Lo que funciona es un plan de acondicionamiento físico integral que incorpora la quema de grasa cardio cinco días a la semana y un programa de entrenamiento de resistencia que trabaja todos los grupos musculares al menos dos veces por semana. De esta manera, perderás la grasa por todas partes, y tonificarás los músculos que se esconden debajo de ella.

Cómo funciona la pérdida de peso

Para perder peso, debes crear un déficit de calorías cada día. Esto hace que tu cuerpo convierta los triglicéridos almacenados en la grasa como combustible. Los triglicéridos son absorbidos por tus órganos y músculos, donde se desglosan varias veces en sustancias químicas que proporcionan combustible, produciendo dióxido de carbono y agua como residuo. Exhalas el dióxido de carbono sobrante y orinas el agua sobrante. Con el tiempo, tu cuerpo va a desviar lo suficiente de los triglicéridos en las células de grasa almacenadas para hacer que se encojan, lo que resulta en un cuerpo más delgado. No puedes deshacerte de las células de grasa por completo, excepto a través de la liposucción.

Dieta

Usa una calculadora en línea para determinar el número de calorías que necesitas en un día, o consulta a tu médico para obtener un número más exacto. Para perder una libra por semana, debes consumir 500 calorías menos de las que quemas cada día. Esto no tiene por qué ser la dieta sola, las calorías que quemas a través de recuento de ejercicio, también. Sigue una dieta equilibrada, y céntrate en los alimentos bajos en calorías, como frutas y verduras que te permiten comer una gran cantidad con pocas calorías. Evitar los alimentos como los pimientos, los alimentos fritos y las bebidas carbonatadas, que causan gases o hinchazón, pueden ayudar a que tu estómago parezca más delgado en poco tiempo. Beber al menos ocho vasos de agua al día te mantendrá hidratado para que no retengas agua, lo que también ayudará.

Cardio

Realiza por lo menos una hora de ejercicio cardiovascular de intensidad moderada al día para ayudar a quemar calorías. Caminar, correr, montar en bicicleta y nadar son opciones populares, o haz un poco de todo para evitar el aburrimiento y desafiar a tu cuerpo de nuevas maneras. Prueba ballet, danza del vientre, bailes latinos o hip-hop para conseguir un ejercicio cardiovascular y entrenamiento de abdominales al mismo tiempo. Cuando haces tu cardio, haz un esfuerzo para mantener los músculos de la base elaborados y contraídos. Esto ayudará a sostener tu espalda baja, y ayudará a entrenar los abdominales a que se aprieten proporcionando un impulso útil para tu entrenamiento de resistencia. Dos veces por semana, agrega entrenamiento de intervalos de alta intensidad para impulsar el potencial de tu consumo de calorías, haz intérvalos de1 a 2 de trabajo-descanso, alternando entre un ritmo vigoroso y moderado durante 20 a 30 minutos. Esto aumenta el ritmo cardíaco promedio para la sesión y quemará más calorías.

Resistencia

Tu programa de entrenamiento de resistencia debe trabajar cada grupo muscular por lo menos dos veces por semana, pero haz un entrenamiento abdominal separado tres veces por semana con un día de descanso entre sesiones. Utiliza abdominales, piernas y abdominales subidas en bicicleta para trabajar los abdominales de la parte superior, inferior y laterales. Al dominar estos movimientos, intenta colocar una banda de resistencia alrededor de la pata de un mueble y haz abdominales mientras mantienes los mangos en el pecho. Prueba los abdominales invertidos para tener un mayor desafío. Durante un entrenamiento centrado en el centro totalmente toma algunas clases de Pilates para llegar a tus abdominales de una manera nueva.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por carlos alberto feruglio