Ejercicios abdominales para practicar en la oficina

Sentarse por cerca de ocho horas en una silla no tiene por qué convertirte en un blandengue encorvado. Con unos sencillos ejercicios, puede utilizar el día sentado en la oficina para fortalecer y desarrollar los músculos abdominales. Ya sea que tengas privacidad o tengas que hacerlos furtivamente para que el jefe no se de cuenta, puedes incorporar una serie de ejercicios abdominales en tu jornada normal de trabajo.

Los músculos abdominales se pueden controlar y trabajar sin que nadie se de cuenta. Siéntate con la espalda recta en el borde de la silla y respira profundamente por la nariz. Aprieta tus músculos abdominales al inhalar. Mantén la posición mientras cuentas hasta 10 o menos y exhala por la boca. Hazlo de 10 a 15 veces durante el día. No sólo vas a ejercitar los músculos abdominales, aplica esta técnica de respiración para reducir el estrés y aumentar la circulación hacia el cerebro. Puedes aplicar esta misma técnica de respiración abdominal estando de pie. Hazlo mientras esperas las copias o de pie junto a tu escritorio.

Torsiones

Si tienes una oficina privada o no te importa que tus compañeros de trabajo te vean acostado en el piso, haz 10 abdominales cada hora. Los ejercicios rápidos hechos constantemente a lo largo del día pueden ser tan beneficiosos como un entrenamiento completo de una hora en el gimnasio. Permanece sentado si no es posible hacer los abdominales en el piso. Extiende los brazos al frente y gira tu cuerpo hacia un lado tanto como puedas sin mover las caderas ni las piernas. Gira lentamente los brazos de un lado a otro, manteniendo la espalda recta. Gira la cabeza y el cuello al mismo tiempo que los brazos para que el torso se estire un poco más. Haz 10 repeticiones dos veces al día. Levanta los brazos por encima de tu cabeza mientras estás sentado e inclínate hacia un costado lo más que puedas, contrayendo los abdominales al mismo tiempo. Exhala, estírate y repite el ejercicio hacia el lado opuesto.

Pelota de ejercicio

Un nuevo favorito de los apasionados del ejercicio físico que desean mantenerse en forma mientras están en la oficina es el uso de una pelota de ejercicio en lugar de una silla. Consigue una pelota que puedas inflar a la altura adecuada para usar el teclado y el escritorio, o invierte en uno de los nuevos modelos de silla de ejercicio que incorpora la pelota en el asiento. Debes utilizar tus músculos abdominales y el torso para guardar el equilibrio sobre la pelota sin caerte. Adicionalmente, mejorarás tu equilibrio, estabilidad y fortalecerás tu espalda. Aunque este tipo de entrenamiento abdominal sea de baja intensidad, los instructores de Gearfire reportan que las horas acumuladas con ejercicios de baja intensidad resultan en fortaleza de alta intensidad.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por sergio mendoza