Ejercicios abdominales durante el embarazo

Durante el embarazo, tu cuerpo pasa por muchos cambios importantes. Muchas mujeres activas se esfuerzan por mantener un estilo de vida activo a lo largo de todo el embarazo, incluyendo hacer ejercicios abdominales. Tu región abdominal cambia físicamente más que cualquier otra parte del cuerpo, y aunque puedas hacer ejercicios en dicha región durante el embarazo, debes tomar ciertas precauciones. Consulta con tu médico si vas a incluir dicho ejercicio durante el embarazo.

Abdominales

Realizar un ejercicio de abdominales (abdominal crunch) normal acostada el en suelo está bien durante el primer trimestre de tu embarazo. El bebé está todavía en la etapa de desarrollo inicial y los riesgos son mínimos. A medida que avanzas con el segundo y tercer trimestre del embarazo, no se recomienda acostarse boca arriba para hacer abdominales, y debes explorar otras vías si deseas ejercitar tu abdomen.

Ejercicios abdominales efectivos

Una vez que tu embarazo comienza a evolucionar y los abdominales básicos ya no son una opción, todavía puedes trabajar estos músculos con eficacia. Realiza abdominales laterales (side crunches) acostándote sobre tu lado izquierdo con la pierna izquierda doblada y el brazo extendido en el suelo delante de ti para ayudar a estabilizar tu cuerpo. Coloca tu mano derecha detrás de la cabeza, a continuación, junta la rodilla con el codo hasta que se encuentren en el centro, contrayendo los abdominales. Otra medida eficaz es ponerte de pie con la espalda sobre la pared y los pies a unas 12 a 18 pulgadas (30 a 45 cm) de distancia. Imagina a tus caderas como un plato de sopa, con la parte superior del plato mirando hacia arriba. Inclina el recipiente hacia la pared mientras aprieta los músculos abdominales. Mantén la contracción durante cinco segundos y repite el ejercicio 10 veces.

Beneficios

Ejercitar tus músculos abdominales y el resto de tu cuerpo durante el embarazo te ofrece varios beneficios diferentes. La diástasis del recto, o la separación de los músculos abdominales, se pueden prevenir manteniendo los músculos fuertes. El ejercicio también reduce el dolor de espalda, dando lugar a un parto más fácil y ayudando a que te sientas más en forma y segura durante el embarazo, dice Progressive Parent. El ejercicio también reduce los calambres en las piernas, el estreñimiento y mejora el sueño.

Riesgos

Si decides ejercitar tus abdominales desde una posición supina, o una posición orientada hacia arriba después del primer trimestre, es posible que pongas en peligro al bebé. Mover el cuerpo de esa manera puede generar presión en el cordón umbilical e interrumpir el suministro de oxígeno al bebé.

Consideraciones

Mantén a tu médico actualizado e informado sobre cualquier tipo de ejercicios que deseas realizar durante el embarazo. Pide sugerencias que sean adecuadas para tu salud y estado físico. Las opciones más populares durante el embarazo incluyen caminar, nadar y deportes aeróbicos suaves de agua.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por priscila caminer