¿Qué ejercicio tonifica las nalgas fláccidas luego de perder peso?

Muchas personas que quieren perder peso desean mejorar su apariencia física. Perder peso elimina grasas del cuerpo, dejando tejido flojo en su lugar. Los ejercicios de tonificación y fortalecimiento pueden incrementar la masa muscular, llenando y tonificando el área. La región de las nalgas tiene grandes grupos musculares, los cuales responden a ejercicios específicos.

Significado

Las nalgas tonificadas pueden mejorar tu confianza en tu apariencia física. La importancia social del trasero se evidencia en cosas tales como ropa interior que levanta los glúteos y cirugía plástica para colocar implantes. Crear este aspecto con ejercicio puede ser igual de efectivo, con el beneficio adicional de mejorar tu salud. El tiempo adicional que te lleva tonificar las nalgas luego de perder peso vale la pena considerando los beneficios que obtendrás.

Función

La región de las nalgas está comprendida por el glúteo medio, el glúteo mayor, el glúteo menor y los músculos piriformes. Estos músculos trabajan juntos para flexionar y extender las caderas, además de rotar las piernas de forma externa e interna. La estabilización de la pelvis es otra función importante. El glúteo mayor es conocido por ser uno de los músculos más fuertes del cuerpo. Fortalecer las nalgas a través de ejercicios funcionales es relativamente fácil, porque cualquier movimiento de la parte inferior del cuerpo probablemente involucrará a estos músculos de alguna manera.

Tipos

Los ejercicios de fortalecimiento pueden incluir movimientos específicos, como sentadillas o elevaciones de piernas, además de actividades como caminar, en particular, subiendo y bajando pendientes. Doblar una rodilla mientras te acuestas boca abajo aislará a las nalgas, permitiendo una mayor contracción muscular. Combina actividad cardiovascular con ejercicios de fortalecimientos para obtener mejores resultados. Algunos ejercicios funcionales incluyen andar en bicicleta, correr y usar máquinas escaladoras, y todos estos incrementan tu frecuencia cardíaca, quemando el exceso de grasa mientras que aumentan el tono muscular.

Intervalos

El entrenamiento de intervalos involucra mezclar ráfagas de actividad de alta intensidad en tu ejercicio. Añade lapsos de mucha energía en tu caminata o tu trote, por ejemplo. Este tipo de actividad es muy efectiva para perder peso y apuntar al trasero y las piernas, según reportes de investigadores de la Australia's University of New South Wales en 2007. "Pensamos que la razón por la cual funciona es porque produce una respuesta metabólica única", indica Steve Boutcher, director del programa Health and Exercise Science de la institución. "Los intervalos intermitentes producen altos niveles de compuestos químicos llamados catecolaminas, que permiten quemar más grasa bajo la piel y entre los músculos que se ejercitan. El resultante incremento en la oxidación de grasas deriva en una mayor pérdida de peso".

Sentadillas

Las sentadillas usan una buena cantidad de energía, mientras que trabajan grupos musculares grandes que incluyen tus glúteos, cuádriceps e isquiotibiales, los principales músculos del trasero y las piernas. Si tienes que escoger un ejercicio para fortalecer los músculos y reafirmar el trasero, las sentadillas son una buena opción. "Las sentadillas requieren de una contracción completa de los músculos", reporta el sitio web Weight Loss for All. "Una contracción más intensa ayuda a colocar esfuerzo directo sobre toda el área, no sólo sobre algunas células musculares. Esto fuerza a que los músculos de las nalgas se contraigan y se tonifiquen muy rápidamente".

Más galerías de fotos



Escrito por kristi stephens | Traducido por mike tazenda