¿El ejercicio en temperaturas calientes quema más grasa?

Si tu entrenamiento en clima caliente te hace sentir como que quemas más grasa, eso es porque es cierto. Aunque las temperaturas más frías pueden hacer parecer que tu cuerpo necesita trabajar más duro para calentarse, en realidad tu cuerpo quema más energía en el calor. Hacer ejercicio en el calor viene con una quema de grasa más grande, pero también viene con varios peligros.

Razón

Hacer ejercicio en temperatura caliente quema más grasa -y calorías- porque tu cuerpo tiene que trabajar más para enfriarse. Tu cuerpo libera calor a través del sudor, que proviene de la sangre bombeada a tu piel. Cuanto más caliente se ponga tu cuerpo, más sangre tiene que bombear tu corazón para expulsar ese calor. Así, tu corazón trabaja más en temperaturas más altas de lo que lo hace en temperaturas más frías, proporcionando un aumento en la quema de calorías y grasa.

Evidencia

Un estudio de 2002 publicado en “Medicine and Science in Sports and Exercise” examinó los efectos de diferentes temperaturas ambientales de sesiones de ciclismo de 90 minutos de nueve hombres, demostrando que las temperaturas más frías condujeron a la disminución de la quema de grasa. Un estudio de 1997 en la misma publicación examinó el efecto de la temperatura en la duración de una sesión de ejercicios. Ocho hombres pedalearon hasta el agotamiento en diferentes temperaturas, siendo realizados los más largos en temperaturas de moderadas a cálidas.

Consideraciones

A pesar de que las altas temperaturas queman más grasa, también pueden interrumpir tu entrenamiento. Como queda de manifiesto en el estudio de 1997, los ciclistas que fueron capaces de soportar por más tiempo los entrenamientos eran los que lo hacían en climas de moderados a tibios -no calientes. Las altas temperaturas también pueden ser peligrosas, llevando a un agotamiento por calor y deshidratación a menos que estés preparado y sepas cuándo parar. Las señales de advertencia incluyen mareos, fatiga y náusea repentina, así como calambres en las piernas por los electrolitos agotados.

Precauciones

Bebe muchos líquidos durante el entrenamiento en un clima caliente. El agua repone el contenido de agua de tu cuerpo y una bebida deportiva puede reponer los electrolitos perdidos. Ten especial cuidado si el calor viene con alta humedad, una combinación perfecta para el agotamiento por calor. Usa tejidos ligeros y transpirables que absorban la humedad de tu cuerpo y te dejen sudar libremente.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por jaime alvarez