¿El ejercicio suprime el apetito?

El ejercicio ayuda a quemar calorías, tonificar los músculos, al trabajo del corazón y a mejorar la sensación de bienestar. Si necesitas más razones para ponerte tus zapatos de correr o nadar vueltas, el ejercicio puede disminuir el apetito. Aunque se trata de una supresión temporal del apetito, algunas personas encuentran que el ejercicio les hace reconsiderar la elección de alimentos, lo que lleva a hábitos alimenticios más saludables, de acuerdo con ACE Fitness. Puedes sentirte menos atraído por la pizza o las alitas después de completar una carrera por la tarde o una clase de step por la mañana, eligiendo un sandwich vegetal o un batido de frutas en su lugar.

Ejercicio y hormonas del apetito

Diferentes tipos de ejercicios pueden estimular diferentes hormonas relacionadas con el apetito, según un estudio de 2008 publicado por la American Physiological Society. El ejercicio aeróbico puede suprimir la grelina, una hormona que aumenta el apetito, mientras que aumenta los niveles de péptido YY, una hormona que suprime el apetito. El ejercicio anaeróbico, como el levantamiento de pesas, puede suprimir la grelina, sin embargo, los niveles de péptido YY no se ven afectados de manera significativa por el ejercicio anaeróbico, lo que hace a este tipo de ejercicio menos eficaz en comparación con el ejercicio aeróbico para suprimir el apetito en comparación con el ejercicio aeróbico, como nadar, andar en bicicleta o correr.

La duración e intensidad importan

La supresión del apetito entra en acción para el ejercicio aeróbico después de unos 60 minutos, para el ejercicio anaeróbico, después de unos 90 minutos, según la American Physiological Society. La intensidad también es importante. Hacer ejercicio con mayor rigor reducirá tu apetito más que el ejercicio moderado o suave, aunque el ejercicio moderado y ligero también podrían ayudar a suprimir el apetito, según un estudio de 2013 de la University of Western Australia publicado en el "International Journal of Obesity." Es probable que los ejercicios de carga supriman más el apetito en comparación con ejercicios sin levantamiento de peso, por lo que saltar la cuerda puede hacerte sentir menos hambre después, en comparación con una bicicleta de ejercicio, de acuerdo con la Weseda University’s Faculty of Sport Sciences.

Manejo del peso a largo plazo

La gente puede experimentar pérdida de apetito durante e inmediatamente después de hacer ejercicio, especialmente con el ejercicio aeróbico, según un estudio de 2009 publicado en el "International Journal of Obesity." Sin embargo, particularmente para las personas que hacen ejercicio vigoroso, el apetito puede ser afectado hasta 24 horas después de hacer ejercicio. Aunque el ejercicio puede tener efectos a corto plazo en la disminución o la supresión del apetito, la investigación científica no ha demostrado que se trate de una estrategia a largo plazo para perder peso. El ejercicio regular, junto con una alimentación sana, es la mejor opción para la pérdida de peso a largo plazo, ya que combina la reducción de la ingesta calórica con un aumento del gasto de energía.

Ejercicio, apetito y otras variables

Los efectos psicológicos de elaboración no se pueden descartar cuando se trata de la supresión del apetito, de acuerdo con ACE Fitness. Después de ejercitarse, las personas pueden sentirse más inclinados a comer más sano porque se sienten mejor consigo mismos. Además, el ejercicio no tiene efectos de supresión del apetito totales. Los hombres pueden ser más propensos a experimentar un apetito suprimido, los cuerpos de las mujeres pueden ser más difíciles de adaptar para conservar calorías para la maternidad.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por ana laura nafarrate