¿El ejercicio regular previene enfermedades?

La buena salud tiene muchos componentes, pero uno de los más importantes es el ejercicio. Las investigaciones sobre una variedad de enfermedades revelan que el ejercicio regular puede prevenirlas de diferentes maneras, gracias a sus efectos positivos sobre el peso, la salud cardíaca, los huesos y el humor. Estudios del U.S. Department of Health & Human Services relacionan al estilo de vida sedentario con el 23% de las muertes causadas por enfermedades crónicas principales y las personas físicamente activas suelen vivir más que las sedentarias.

Te permite mantener un peso saludable

Una de las principales formas en que el ejercicio regular ayuda a prevenir enfermedades es ayudándote a mantener un peso saludable. “International Journal of Obesity” informa que varios estudios demostraron que el ejercicio combinado con la dieta no sólo aumentan la pérdida inicial de peso sino que también ayudan a las personas a mantener el descenso de peso con el transcurso del tiempo. Esto brinda protección contra una variedad de enfermedades relacionadas con la obesidad, como diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer.

Regula la presión arterial

El ejercicio puede ser tan efectivo como la medicación para reducir la presión arterial. Esto ocurre porque el ejercicio regular hace que el corazón sea más fuerte, lo que significa que bombea sangre de manera más eficiente, lo que reduce la presión arterial. Debes hacer hincapié en el ejercicio cardiovascular, como caminar, nadar, trotar o montar en bicicleta y hacerlo durante al menos 30 minutos por día. El levantamiento de pesas puede aumentar temporalmente la presión arterial, así que si quieres realizar este tipo de ejercicio, habla primero con tu médico y realiza más repeticiones con pesas más livianas.

Promueve la salud cardíaca

Para mantener un corazón saludable y evitar el riesgo de desarrollar enfermedades en las arterias coronarias, debes hacer ejercicio regularmente. La American Heart Association informa que la inactividad física es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar enfermedades en las arterias coronarias, que hacen que las sustancias grasas y el colesterol se acumulen en las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco, lo que aumenta las posibilidades de sufrir infartos. Incluso quienes ya han sufrido un infarto pueden mejor su salud cardíaca y reducir el riesgo de infartos en el futuro al realizar ejercicio regularmente.

Previene la osteoporosis

El hueso es un tejido vivo que responde al ejercicio volviéndose más fuerte y el ejercicio regular puede ayudar a prevenir enfermedades óseas degenerativas como la osteoporosis. Según los National Institutes of Health, quienes practican ejercicio regularmente tienen mayor densidad y resistencia ósea que quienes no lo hacen. Los ejercicio más beneficiosos para la salud ósea son entrenar con pesas, correr, escalar y practicar tenis.

Mejora la salud mental

El ejercicio regular es un factor clave para prevenir y tratar problemas mentales. El U.S. Department of Health and Human Services informa que el ejercicio puede ayudar a sobrellevar los síntomas de la depresión y la ansiedad, mejorar la sensación de bienestar y estimular el crecimiento de células cerebrales que mejoran el aprendizaje y la memoria, que suelen verse afectadas por la depresión. El sentimiento de realización que genera la actividad física puede mejorar el estado de ánimo y hacerte sentir un ganador.

Más galerías de fotos



Escrito por zoe glass | Traducido por valeria d'ambrosio