¿El ejercicio puede reducir los niveles de estrógeno?

Las fluctuaciones de estrógeno afectan a las mujeres durante toda su vida y por lo general son vistas como nada más que una molestia. Sin embargo, los niveles altos de estrógeno vienen con un conjunto significativo de riesgos, especialmente a medida que las mujeres envejecen. Hay muchas maneras de combatir los altos niveles de estrógeno, y una de las más saludables es el ejercicio.

Los niveles altos de estrógeno

Los niveles altos de estrógeno están asociados con un mayor riesgo de cáncer de mama. Las mujeres posmenopáusicas tienen un riesgo aún mayor de desarrollar cáncer debido a que su tejido mamario ha sido expuesto a los estrógenos durante mucho más tiempo que las mujeres más jóvenes, según el National Cancer Institute.

Reductor de estrógeno


Cancer.gov recomienda hacer ejercicio cuatro o más horas a la semana para recibir los beneficios de la disminución de los estrógenos.

De acuerdo a un estudio realizado en 2002 por el National Cancer Institute, el ejercicio regular puede causar una disminución significativa en los niveles de estrógenos, particularmente en las mujeres post-menopáusicas. El estudio sugiere que cualquier tipo de ejercicio es eficaz en la disminución del riesgo de cáncer, ya que los participantes del estudio desarrollaron sus propias rutinas de ejercicio. El estudio demostró además que la pérdida de peso por sí sola no es la clave, ya que que las mujeres que perdieron peso con dieta no tuvieron ningún cambio en los niveles de estrógeno. Cancer.gov recomienda hacer ejercicio cuatro o más horas a la semana para recibir los beneficios de la disminución de los estrógenos.

Beneficios de la disminución de estrógeno

La mayor ventaja de los niveles de estrógeno bajos es una disminución en el riesgo de cáncer de mama, según BreastCancer.org. Además, una baja cantidad de estrógenos se ha relacionado con una probabilidad reducida de cáncer de endometrio y cáncer de ovario.

Peligros de los niveles bajos de estrógeno


La falta de estrógeno puede conducir a la osteoporosis, el cáncer colorrectal y la enfermedad cardíaca, entre otras cosas.

Los niveles bajos de estrógeno no carecen de riesgos. La falta de estrógeno puede conducir a la osteoporosis, el cáncer colorrectal y la enfermedad cardíaca, entre otras cosas. El ejercicio es muy poco probable que baje tu estrógeno a niveles peligrosos, pero debes hablar con tu médico antes de comenzar un régimen de ejercicios, especialmente si no estás sometida a terapia de reemplazo hormonal.

Más galerías de fotos



Escrito por katie regan | Traducido por luciano ariel castro