El ejercicio para personas con discapacidad visual

El acondicionamiento físico para las personas ciegas es generalmente el mismo que para cualquier otra persona. Algunas actividades pueden necesitar modificaciones, pero muchas personas ciegas activos se involucran en una variedad de ejercicios que trabajan el cuerpo entero. El ejercicio ayuda a reducir el dolor, promueve y mantiene la independencia, y alarga la vida útil. Para evitar lesiones, se debe consultar con un proveedor de atención médica antes de comenzar un nuevo ejercicio.

Actividades en casa

Las personas con capacidad visual limitada pueden tener dificultades para salir de casa o encontrar actividades físicas divertidas en la comunidad. Los ejercicios proporcionan una alternativa conveniente y segura, de acuerdo con la prominente defensora de los discapacitados Lauren Lieberman, Ph.D., profesora de SUNY Brockport y Directora de Camp Abilities. Algunas ideas para practicar en casa actividades de acondicionamiento físico incluyen jugar al baloncesto con amigos videntes, utilizar un videojuego de acondicionamiento, levantar pesas, nadar, saltar la cuerda, andar en bicicleta estacionaria y practicar yoga.

Aumento de la fuerza

El aumento de la fuerza debe incluirse en un programa de ejercicios bien redondeado para las personas con discapacidad visual. Los ejercicios de resistencia o construcción de la fuerza mejoran la fuerza muscular, la densidad ósea y la amplitud de movimiento, de acuerdo con Lieberman. El levantamiento de pesas es un ejemplo de una actividad física para aumentar la fuerza. Las bandas de resistencia, las barras para dominadas (chin ups), mancuernas, barras con pesas y ejercicios isométricos, pueden ser utilizados por la persona con discapacidad visual para aumentar la fuerza muscular.

Aeróbicos

La actividad aeróbica debe incluirse en todos los programas de acondicionamiento físico. El ejercicio aeróbico, o cardiovascular, aumenta la frecuencia cardíaca durante un período prolongado de tiempo. Es recomendable tener un objetivo de 30 minutos, cinco días a la semana. Este tipo de ejercicio se puede hacer de muchas maneras, ya sean aeróbicos de alto o bajo impacto, aeróbicos en silla (principalmente para las personas en silla de ruedas) y aeróbicos con banco (step). Otra actividad aeróbica, como caminar, pedalear en el agua, nadar, el remo, las actividades acuáticas y el baile. Dependiendo de la actividad, puede ser necesaria una persona sin discapacidad visual para orientarse.

Ejercicios sentado

Las personas con discapacidad visual pueden mejorar su condición física, aún si utilizan una silla de ruedas, señala Lieberman. Los ejercicios en silla de ruedas pueden aumentar el rango de movimiento, fortalecer los músculos, mejorar el equilibrio y proporcionar un acondicionamiento aeróbico. Estos se pueden hacer ya sea en grupo o en el hogar. Tomar una clase en un centro comunitario también sirve para socializar además de mejorar la salud, y hay vídeos de ejercicios específicos para hacerse en una silla disponibles para las personas con baja visión.

Actividades adaptadas

Muchas de las actividades que disfrutan las personas con visión normal pueden ser adaptadas para las personas con deficiencia. El baloncesto se puede jugar con los sonidos que se utilizan para indicar los eventos, por ejemplo. Se pueden unir campanas a los aros o colocarse detrás de los tableros, de acuerdo con el Worchester Technical Institute. Andar en bicicleta tandem con una persona vidente puede servir para socializar y hacer ejercicio, de acuerdo con la American Foundation for the Blind, donde la persona es responsable de dirigir la bicicleta.

Actividades para diminuir el estrés

El estrés puede desempeñar un papel importante cuando se trata de la ceguera. Ciertas actividades de acondicionamiento físico, como el yoga, proporcionan relajación, además el yoga fortalece los músculos, aumenta el rango de movimiento y puede ser utilizado en el control de peso, de acuerdo con Lieberman. El ejercicio también puede disminuir los episodios de depresión, mejorar la imagen de sí mismo, aumentar la confianza y mejorar la actitud mental hacia la vida en general, de acuerdo con la American Heart Association.

Más galerías de fotos



Escrito por crystal welch | Traducido por maria del rocio canales