Cómo hacer ejercicio con niños inseguros

Un niño inseguro puede dejarte solo al momento de hacer ejercicio o de escabullirse del gimnasio pero no significa que tienes que dejar de practicarlo. Encuentra formas para que hagan ejercicio juntos o durante su hora de la siesta para quemar calorías y estar en forma.

Clases

Las clases de ejercicio para padres e hijos son una manera efectiva de entrenamiento mientras incluyes a tu hijo en alguna actividad divertida de ejercicio. Estas clases incluyen actividades como yoga, Pilates, gimnasia o baile. Revisa los estudios de yoga, los centros comunitarios y los gimnasios de tu comunidad para ver las clases y los horarios que ofrecen. Las clases estructuradas te mantienen a ti y a tu hijo físicamente activos y les da la oportunidad de socializar con otros niños y adultos.

Trote o caminata

Una carriola convertible te ayudará a salir a caminar y hacer ejercicio mientras tienes cerca a tu hijo. Una persona de 150 libras que camina a paso moderado quema 225 calorías en una hora y 476 al trotar. Aunque no completes la hora intenta salir por lo menos dos veces al día. Camina durante 30 minutos en la mañana y vuelve a salir en la noche después de cenar. Camina cerca de un parque o en tu lugar favorito para divertirte un rato o almorzar en lugar de conducir.

Juego en exteriores

Los niños tienen mucha energía, así que úsala a tu favor para hacer un poco de ejercicio mientras juegan afuera. Existen muchas actividades que pueden hacer juntos y mantenerse activos. Jueguen al juego de la mancha o hagan una carrera de obstáculos. Planten un jardín, recojan las hojas o quiten la nieve para quemar más calorías. Vayan a escalar en la naturaleza para descubrir bichos, mariposas, sabandijas y plantas locales. No dejen que el invierno los desanime. Después de que haya nevado construyan un fuerte o un hombre de nieve.

Descansos pequeños entre ejercicios

Quizá no logres completar 60 minutos de ejercicio pero toma descansos cortos que te permitan completar ese tiempo de ejercicio a lo largo del día. Haz sentadillas, flexiones y zancadas durante los tiempos de descanso. Mueve los muebles, pon un poco de música y baila con tu hijo para que se entretengan y quemen calorías. Toma las escaleras en lugar del elevador cuando salgas y elige lugares de estacionamiento que estén lejos de tu destino para caminar un poco más.

Más galerías de fotos



Escrito por ann daniels | Traducido por karen angelica malagon espinosa